NADA SERÁ IGUAL

La ficción única que está viviendo la humanidad entera, cambiará sus formas de vida, de convivencia, de comercialización, de estudio, de producción, de interacción entre los humanos y medio ambiente, que tendrán una mayor dependencia tecnológica.

La premisa que nos encierra a toda la humanidad, es que “nada podemos hacer”, la tragedia es inevitable y nos escondemos del coronavirus en nuestras casas.

La asombrosa imaginación humana la estamos viendo en toda su magnitud, porque el encierro no ha inmovilizado a los humanos que desde la intimidad de sus hogares se han ofrecido conciertos, los medios de comunicación cambiaron formas de comunicación usando con más intensidad el Facebook, YouTube, otras redes para ofrecer servicios, para seguir haciendo lo que se hace, como dar consultas médicas virtuales o las universidades usar sus plataformas para continuar con sus programas docentes.

Es indiscutible que el hombre se adaptará a un mundo nuevo, a través del Internet, de las redes sociales, esto significa que tenemos un alto grado de sentido práctico, si algo no funciona simplemente lo remplazamos, los hicimos con los periódicos impresos, que con la llegada del Internet, fueron incompetentes, la televisión comercial desapareció con el arribó de las redes, de los canales de televisión con Youtube, en fin, creo que los humanos ya estamos haciendo los ensayos para todo ese cambio en el mundo.

La pandemia abrió todo un abanico de posibilidades porque quebró el sistema Neoliberal mundial, fue lo primero que manifestó su quebranto, cuando los sistemas de salud privatizados se colapsaron o simplemente no estaban preparados para atender la salud pública de sus ciudadanos.

El sistema económico reventó a todos los países más poderosos, con sistemas neoliberal, se vieron obligados a inyectarle el dinero, pero todas estas medidas no impidieron el gran quebranto.

Las relaciones entre los padres e hijos serán diferentes, habrá nuevos lenguajes, los jóvenes deberán modificar sustancialmente sus formas de convivencias, sus fiestas y sus rutinas.

La gran dependencia será de la tecnología 5G, que aún no sabemos que acarrea, pero la gente seguirá buscando recuperar su velocidad, que traía hasta antes de ésta frenada que lo cambió todo.

El contacto humano será selectivo, será estudiado y nunca será como antes, porque pasará un tiempo largo para que la pandemia termine, y la gente débil seguirá muriendo por el contagio de coronavirus, sobre todo gente de alto riesgo.

Es indiscutible que la esterilización llevará a nivel insospechados, como el uso de los cubre bocas que mundialmente estamos usando cotidianamente, como las formas de adquirir nuestras mercancías en el mercado y la exigencia para restaurantes, bares, entre otros, tendrán mayor demanda, aquellos lugares, en donde se garantice la higiene.

La movilidad del coronavirus es sorprendente, la peste negra no tuvo estos vehículos súper rápidos que hay ahora, que trasladaron en un suspiro el viro de un continente a otro. Sabemos que las pandemias son más sencillas de lograr.

El mundo del futuro asoma sus destellos con todo lo que hacemos desde el hogar.

 

 

LA MEDICINA DEL FUTURO

 

 

Es indiscutible que la industria alimenticia en el mundo deberá cambiar, el renglón más vigilado será la calidad de los alimentos, que nos ayuden a fortalecer nuestros sistemas inmunológico, esta nueva forma de pensamiento transformará a la industria alimenticia, la disputa más fuerte por presentar los contenidos que menos afecte la salud humana.

El etiquetado, los alimentos con demasiada grasa, con excesos de azúcar y es evidente que se advierte que es posible que sea el fin de las aguas azucaradas.

Los gobiernos le pondrán especial atención a la salud pública, en donde los científicos serán los que jueguen un papel relevante, como también los estudios estadísticos será un instrumento fundamental para controlar la salud de la población mundial, las organizaciones como la Organización Mundial de la Salud, será transformada, fijará nuevos parámetros y las políticas públicas de los gobiernos sufrirán una profunda transformación en donde la figura humana pasará a ocupar el primer plano por el bien de todos.

Es posible que algunos controles, como el que aplicaron a la mosca del “mediterráneo”, seguramente lo apliquen en la movilidad de los humanos, fumigaciones, medicina diferente entre país y país.

Los diagnósticos con la pandemia se hicieron en forma electrónica, los hogares se convirtieron en consultorios, los restaurantes de atención a domicilio, otros se volvieron exclusivos y de poca gente, en fin, la transformación está en marcha.

 

 

BRECHANDO

 

 

…La pandemia, su seguimiento y toda la investigación en torno a este mal, dejará a un sector salud mundial, preparado para atender en serio a la humanidad.

…Las enfermedades que tienen la mira puesta del sector salud mundial, es la diabetes, la hipertensión, la obesidad y otras enfermedades que se han convertido en factor de riesgo.

…Las vacunas será el instrumento más importante para lograr la total protección en los individuos.

…El otro factor importante que el mundo modificará sus porcentajes de población, en donde la niñez y la juventud será la predominante en el futuro, porque la pandemia está haciendo una poda.

…Los sujetos de riesgos, que tienen azúcar, hipertensión y obesidad es mejor que no salgas de tú casa.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar