PARTIDOS SIN MORAL NI PRINCIPIOS

El senador panista Ernesto Cordero, en ausencia del PAN, el pleno del Senado lo eligió para dirigir la Mesa Directiva para el último año de la actual legislatura.

La votación tuvo 77 votos a favor, dos abstenciones y tres votos para distintos candidatos, pero el dato que llama la atención es que el pleno estuvo compuesto por la mayoría priista, del Partido Verde, PRD, PT, senadores independientes y algunos panistas.

La propuesta del grupo parlamentario panistas era elegir a la senadora Laura Rojas y Adriana Dávila, que es gente de Ricardo Anaya.

Este hecho es para documentarlo, debido a que los priistas querían a un presidente “a modo” y se decidieron por Ernesto Cordero, debido a que es el cierre del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Los panistas se salieron para maniobrar y sacar adelante a Rojas y Dávila, pero resultó que le ganaron la partida en el Pleno del Senado.

Este hecho rompe con todos los esquemas partidistas, rebasó los límites de los grupos parlamentarios y dejó ver una dualidad de posibilidades: que Ernesto Cordero trabajará para el PRI en esta última etapa de Peña Nieto o que los panistas se vendieron para que se consumara la jugada.

Es obvio que el Senado tiene una explicación, pero la realidad de los partidos deja mostrar al desnudo su auténtico rostro, que la representación popular que tiene no significa nada frente al ejercicio de poder.

El otro caso de partido, que es ejemplar como el primero, en el sentido de que importa sólo el poder por encima de la ideología, de los principios y la moral y es el caso del PRD, que busca unirse en el 2018 al PAN con el propósito de impedir que se una la izquierda para ganar y no dejar llegar Andrés Manuel López Obrador.

Es evidente que los perredistas, que dirigen a los grupos políticos del PRD están buscando evitar, a toda costa, que llegue López Obrador porque le temen y se les acabaría el coto de poder que han ejercido desde siempre.

Es evidente que los valores que practica el PRI, el PAN y el PRD están alejados de la ética, la moral política y los principios, en donde la sociedad sólo es un pretexto para alcanzar el poder. Este alejamiento a los electores lo podemos ver con claridad en cada una de las acciones de los grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados y Senadores.

La mayoría de los electores no tiene claro estas prácticas de los partidos, de sus legisladores, de sus dirigentes, sin embargo, están hartos porque no ven resultados y saben que la mayoría sale con cuentas bancarias crecidas o millonarios.

 

EN JUEGO LA CONFIANZA CIUDADANA

 

Es evidente que estamos muy alejados de las prácticas democráticas, los ciudadanos no confían en los procesos electorales debido a que no hay transparencia, aspectos que en el 2018 pueden repetirse.

El “piso parejo” del Instituto Nacional Electoral, tal parece, que es una jugada que “cura en salud” al organismo, que al tomar sus medidas el primero en impugnarlas fueron los gobernantes priistas.

Las practicas las dejan como estaban, igual como se hicieron en el Estado de México y en otras entidades, a pesar de las denuncias nada relevante se ha logrado en los tribunales.

En la elección del 2018, hay la propuesta para unir “sus fuerzas” el PRI, PAN y PRD, todos con la idea de detener el “populismo”, que representa Andrés Manuel López Obrador.

En Sinaloa, en el 2018 se han aprobaron 202 millones de pesos que ejercerán los partidos para organizar las campañas, pero este dinero no tiene problemas, según el INE, será bien fiscalizado.

El dinero que preocupa a los ciudadanos es el que sale del erario y que no sigue el camino de la transparencia; es el dinero convertido en recurso público institucional se usa para ganar el voto; es el dinero privado y peor aún, el dinero del narcotráfico.

Es la primera vez que estamos observando que los empresarios, trabajadores, grupos de la sociedad se están organizando para vigilar las elecciones y darle un giro a este país que se ha caracterizado por la corrupción y la violencia.

 

BRECHANDO

 

…El rector de la UAS, doctor Juan Eulogio Guerra Liera, dio la instrucción para que éste lunes todos los centros educativos vuelvan a las actividades escolares.

…El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, finalmente no vino a Sinaloa a la presentación del Nuevo Modelo Educativo. Es claro que junto a esta responsabilidad su imagen está ligada al proceso de candidatura del PRI a la presidencia de la república.

…El nombramiento de Ricardo Hernández Guerrero, coordinador de delegados federales de la Sedesol, es un puesto clave, sobre todo en el quehacer político que viene en el 2018. La Sedesol siempre ha simbolizado la garantía del voto.

…Es indiscutible que el gobernador Quirino Ordaz Coppel, tiene en estos momentos una amplia relación con las autoridades federales, tiene la puerta abierta, tal vez, por la cercanía con el presidente Enrique Peña Nieto, la debe aprovechar al máximo.

…El ex gobernador Jesús Aguilar Padilla, se siente con la confianza de que puede buscar la Senaduría, pero es claro que las condiciones que hay en Sinaloa responden a un esquema de nuevos grupos y retos.

…En Sinaloa, el hombre de la fuerza significativa del PRI sigue siendo el empresario Jesús Vizcarra Calderón. Pero también para panistas y de gente sin partido.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar