PÉSIMO EL TRABAJO DE LAS FISCALÍAS

BRECHANDO

12-07-2022

Antonio Quevedo Susunaga

Las fiscalías estatales y federal siguen siendo un cero a la izquierda, siguen operando con el viejo librito de las procuradurías, no investigan, son las responsables que el 96 por ciento de los delitos en México estén impunes.

El último caso de la fiscalía de Sinaloa, esta atorada con el asesinato del periodista Luis Enrique Ramírez, asegura que esta esclarecido, pero los responsables no están en la cárcel.

Los casos de los periodistas asesinados Oscar Rivera, Humberto Millán y Javier Valdez, todavía no se hace justicia.

La fiscalía de nuevo León es especialista en enredar los asesinatos como el caso Debanhi Susana Escobar, es hora de que no logran esclarecer el caso, cuando han intentado borrar evidencias.

El diputado Ignacio Mier, coordinador de los diputados federales de Morena, denunció ante los tribunales al gobernador Miguel Barbosa, de Puebla, a Santiago Nieto de la Unidad de Inteligencia Financiera y al senador de Morena, Alejandro Armenta, como al propio fiscal de Puebla, el sinaloense Gilberto Higuera Bernal, de revelar o filtrar información a los medios de comunicación y traficar con las influencias en perjuicio del partido Morena.

La única fiscalía que se está fajando contra Alito Moreno es la del Estado de Campeche, dando a conocer los audios en donde el mismo dirigente nacional del PRI explica sus tranzas, pero no vemos que la fiscalía general de la República proceda con la rapidez que los ciudadanos demandan.

En este asunto están involucradas muchas diputadas, que presuntamente le enviaron fotos desnudas a Alito, la gobernadora Layda Sansores las alertó de que pueden ser exhibidas por el dirigente nacional priista.

Los gobernadores de Morena se lavan las manos al decir ese es un asunto de la fiscalía, pero tampoco retoman la molestia ciudadana de que la impartición de la justicia es un fracaso en todo el país.

Los mexicanos están en espera de que actúe contra los panistas corruptos, contra los priistas que han saqueado el país y que denunció Emilio Lozoya, pero parece que estos casos están durmiendo el sueño de los justos.

En otros casos inexplicables es por qué no actuaron contra el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, que hasta lo desaforaron y el señor sigue feliz y contento. Y nos dijeron que hasta su abuela estaba implicada en los casos de corrupción. ¿Les podemos creer?

Ahora que se han denunciado a los expresidentes por corruptos, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, nos vamos a quedar con las ganas los ciudadanos de que se investigue a estos picaros y sinvergüenza, que deberían estar en la cárcel, junto con sus familiares.

La otra parte que amerita una revisión profunda y seria es en la Suprema Corte de Justicia de la Nación en donde los jueces y magistrados, la verdad, hay algunos que no tienen vergüenza, están enriqueciéndose cómo ningún mexicano.

En realidad, no necesitamos ser especialista para ver su argumentación y dejar libre a los delincuentes, seguramente por buena paga de dinero, esto es el colmo.

Los diputados y senadores deberían hacer su chamba, llamar a cuenta a la Suprema Corte, a los tribunales federales para que revisen el trabajo de jueces y magistrados, y el ejemplo es que hay miles de mexicanos en la cárcel que no han sido sentenciados.

Pero los gobernadores no pueden lavarse las manos en los estados, sobre todo los gobiernos de Morena, que llegaron con mayor compromiso con la sociedad para hacer que las fiscalías estatales funcionen, que los supremos tribunales de justicia, dejen de ser cuota de poder y que se pongan a trabajar los jueces y los magistrados.

Y esto mismo a nivel federal hace falta que haya un compromiso, el trabajo que está haciendo el presidente Andrés Manuel López Obrador no va a servir de nada, si no se resuelve el problema de la impunidad y la violencia.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar