PRUDENCIA ANTE LO IRRACIONAL

Los hechos violentos que vivieron los habitantes de Culiacán, reflejaron las acciones de una autoridad federal ingenua al intentar aplicar una orden de aprehensión internacional, contra un hijo del Chapo Guzmán, sin cuidar el contexto, sin establecer una auténtica coordinación con el resto de las autoridades, descuido que puso en alto riesgo a la población.

El error de las autoridades es haber procedido improvisadamente, lo que originó que la delincuencia operara con mayor rapidez, mostrando un poderoso armamentista que tenían oculto y que los mexicanos pudieron constatar, como también la intencionalidad de crear un ambiente de terror en la población de Culiacán para salvar a una persona de la acción de la justica, disparando en repetidas ocasiones sus armas al aire.

El aspecto irracional fue el proceder de una delincuencia poderosa que mostró toda su capacidad destructiva, su infraestructura “guerrera”, en donde uso a los habitantes de Culiacán, amenazándolos para lograr sus propósitos, esto fue el gran error de los estrategas de la delincuencia que lograron su propósito a un alto costo.

El tomar la delincuencia la ciudad de Culiacán, como escenario de “guerra”, fue enviar un mensaje de la magnitud del problema que está viviendo Sinaloa y el país, como también se dejaron ver su fuerza ante las autoridades internacionales que los persiguen.

La orden de aprehensión es de la DEA, no de las autoridades mexicanas, hecho que en esta ocasión no se ejecutó, pero esto significa que dicha delincuencia atrajo el reflector internacional de las autoridades norteamericanas que buscarán la manera de capturarlo.

Es importante destacar que al gobierno federal será muy difícil que un delincuente, con todo y su poder, le pueda ganar, debido a que aplicarán la inteligencia ante la irracionalidad del uso caótico de la fuerza.

El presidente Andrés Manuel López Obrador y su gabinete de seguridad nacional, tomaron la decisión de retirar todas las acciones para no poner en riesgo la vida de muchas personas en Culiacán, creo que ese es el papel relevante del estado. Se decidió proteger la vida de las personas, no se trata de masacres.

 

 

DESARMAR LA DELINCUENCIA

 

 

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, tiene un gran reto, desarmar a la delincuencia, evitar que sigan arribando los abastos de armas para evitar que los mexicanos tengan que correr alto riesgo, como el que vivió la población de Culiacán.

A través de los videos y fotografías que fueron tomadas, se pudo observar el armamento que portaban los delincuentes, tan o más poderoso que las armas del ejército mexicano.

Es evidente que dicho abasto de armamento se dio en el gobierno de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, de ahí, el reto de acabar con el gran negocio del abasto de armas que es el gran negocio internacional de Estados Unidos, que muchas veces paga con armas la droga.

Los hechos de violencia en Sinaloa, dejó ver el tamaño del reto que tiene el gobierno federal, que tiene que enfrentar bandas del crimen organizado en todos los estados del país, grupos poderosos que se enfrentan a la fuerza del estado y a otras organizaciones que les compiten sus plazas.

En el contrabando de armas están involucrados grandes delincuentes de “cuello blanco”, como son los grandes fabricantes de Estados Unidos, que el gobierno mexicano conoce y tiene el interés de parar dichos ingresos de armas a nuestro país.

El otro camino que puede usar el gobierno mexicano para combatir las grandes bandas es con la investigación fiscal y el decomiso de los recursos de “lavado de dinero” acciones que seguramente le preocupan a todos los que actúan ilegalmente.

A esta tarea deben sumarse los 32 estados del país, que deben acotar los espacios en donde pretenden operar los delincuentes, de ahí, que las fiscalías tienen ese gran reto.

El otro aspecto relevante es que la sociedad debe tener conciencia que la operación del crimen organizado afecta a la población, tanto en sus acciones como la ocurrida, como en la distribución de sustancias dañinas.

 

 

BRECHANDO

 

 

…En la conferencia ofrecida por el Consejo de Seguridad Nacional en Culiacán, estuvo el gobernador Quirino Ordaz Coppel, en donde se dio a conocer que estas acciones son de carácter federal y que no habían sido compartidas con el estado.

…Estos hechos de violencia, obligan a que las autoridades estatales tengan siempre un protocolo para proteger a la población y evitar que la situación caótica ponga en riesgo a la población.

…Es muy importante que, en caso de alguna emergencia, cualquiera que esta sea, haya el proceso adecuado a seguir para que la gente lo recuerde de inmediato, y a través de los diversos medios de comunicación, orientar a la gente para que siempre tengan certidumbre.

…El caso lamentable es que la mano protectora y orientadora del alcalde, Jesús Estrada Ferreiro, nunca se dejó ver y muchos culiacanenses tuvieron que dormir en comercios, en restaurantes y oficina, porque nunca se orientó qué hacer para que regresarán a sus casas.

…Las autoridades de Protección Civil, no se dejaron ver por ningún lado, creo que hubo una ausencia y todos se asustaron y se olvidaron de que la población estaba en las calles.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar