¿República, Monarquía o Reino Unido? ¿De qué tipo?

Se empieza a correr la idea de que ahora sí se buscará crear una “nueva” Constitución Política para los Estados Unidos Mexicanos.

Se argumenta que la actual está llena de “parches” y que no obedece al sentir del Constituyente que la concibió y aprobó, se dice, inclusive, que lo que menos atiende es a un “pacto federal”. Ya, “de iure”, el orden federal de gobierno, ante los sometidos gobernadores, incursiona en facultades de gobiernos sub nacionales y de alcaldes (los otros dos órdenes de gobierno) lo que es cierto al procesar leyes generales que castran a las entidades federativas hasta de legislar en materia deportiva y, ahora, según la narrativa de funcionarios del orden federal de gobierno, todo en las entidades federativas es corrupción y amiguismo.

Lo que yo propongo es que se enmiende la constitución actual y se le quite al orden federal la invasión de atribuciones que ha venido en convertir una república con régimen presidencialista, supuestamente federada, en una república centralista casi como Chile que es una república unitaria, centralista.

Y ¿Pudiera ser mejor adoptar el esquema de Reino Unido? Así tendríamos una Monarquía Constitucional Parlamentaria Unitaria con un Rey o Reina en cuyas provincias o estados afiliados los actuales gobernadores fueran jefes de Estado como sucede con Escocia, Gales, Inglaterra e Irlanda, o bien como Nueva Zelanda o Canadá ¿Por qué no? Si de facto así se actúa.

O ¿Qué le regateamos a Alemania con su figura de República Federal Parlamentaria? Con un Presidente acotado, un Primer Ministro sujeto a decisiones del Parlamento y éste pudiendo disolver o anticipar elecciones si no se cuenta con mayorías calificadas? Total, aquí, en nuestro suelo patrio ni hay segunda vuelta, la revocación de mandato se supone clientelar electoral y no con una censura que pueda ocurrir en cualquier momento y debemos aguantarnos hasta que se concluya el periodo para el cual fue electo el gobernante.

Pero ¿Será que queremos un Estado Unitario como Chile con bota militar centralizada y las provincias sujetas a decisiones unilaterales y de tabla rasa como si no hubiese diferencias étnicas y de muy variado tipo en el mosaico nacional? ¿Cuál sería el problema de vernos en indefinidos golpes de Estado o la re elección de un mismo presidente debido a su popularidad y no por sus buenas y favorables acciones para mantener el orden y paz sociales?

Entre otros ¿Conformarnos como Estados Unidos del cuál hicimos una mala copia y en el tiempo la llevamos a empeorar? Tal vez así el Presidente no tomaría decisiones por los alcaldes y menos por los gobernadores y, si una provincia no quiere tener algunos impuestos locales lo hace, o bien prohibir el llamado “fracking”, esté en libertad de hacerlo de acuerdo a su congreso y senado local sin represalias de dictadores “legales”.

Ya ven que los gasoductos se construyeron con una serie infinita de ausencia de permisos y violaciones a las leyes pero, ¡Ah! Según muchos “comentócratas” eso no es corrupción empresarial, sólo faltan una serie de autorizaciones municipales ¡Demonios! No cumplir con la ley es CORRUPCIÓN solapada desde las autoridades centrales, léase gobierno federal, gobernadores y alcaldes.

Hoy vemos la plena, clara intención de parte del orden federal de gobierno, auspiciado por la actitud de congresos locales y gobernadores sub sumidos (alguna excepción) al parecer del caudillo o Tlatoani (y esto viene de tiempo atrás), de seguir restando facultades a los gobiernos sub nacionales so pretexto del caudal de recursos que maneja la Federación en una ya indebida forma en la estructura del gasto, y, lo que es peor, debido a que los integrantes del orden federal de gobierno, muy destacadamente en la actual administración federal, acusan de corruptos a las autoridades de los otros dos órdenes de gobierno (que son pares en la ley con espacios competenciales distintos) como si en el gobierno federal se hubiese acabado la corrupción por acto testimonialista.

Si lo último comentado fuere el rigor y fuerza de las decisiones, aplicando ese criterio, debiéramos de desaparecer el orden federal de gobierno pues hoy se acusa corrupción en PEMEX, CFE, INFONAVIT, ISSSTE, las anteriores Sedesol, Sagarpa, Semarnat, CONAGUA, SAT (con las condonaciones de impuestos, los despachos “factureros”, etc.), Comunicaciones y Transportes, Gobernación, INE, TEPJF, Sistema Penitenciario, la ahora Fiscalía General de la República, y qué decir de las fuerzas armadas, etcétera.

Lo que advierto es que la “pachanga sigue” y cada quién se mofa o acomoda de acuerdo a la acera de la calle en que de momento se encuentra y les vale sombrilla la sociedad, misma que se ha visto imbuida en la creencia de que el altruismo o filantropía es buena cuando en México es un negocio de planeación fiscal y no de personas caritativas, o bien, por varios organismos de lo que ellos llaman “sociedad civil” cuando muchas son agencias de intereses económicos.

Lo que hoy vemos es “polvo de aquellos lodos” y de seguir así, la tolvanera se hará tormenta perfecta en no muchos años para festín de quienes gustan de saber que en las asonadas, revueltas o levantamientos sociales, ellos se llevan el botín dejando más sangre derramada que la que ya tenemos en un país pleno de fosas clandestinas que nunca los sistemas de inteligencia de las fuerzas armadas vieron (hay quien dice que ellos las promovieron).

En la línea del tiempo u horizonte no veo prudencia, buen juicio, temple de Jefes de Estado, empresarios con el sentido místico de ser empresa, salvo contadas excepciones que si las hay espero me las comuniquen. Ahora todo es “huachicol”, sea de hidrocarburos, de pago de impuestos, de “aviadores”, de licitaciones; ¿Quién honra al prójimo?¿Quién entiende de procuración de justicia con fiscales cómplices en todo orden de gobierno que violan el debido proceso estando plenamente conscientes de ello para que el sujeto presunto culpable no sea alcanzado por la justicia?¿Un sistema judicial federal que ha sido exhibido como el poder familiar de la federación o que negocia la violación de la Ley en la primera instancia, total habrá otra instancia más en la que se busque la justicia tardía y costosísima? ¿Quién ha hecho algo en contra de Jesús Murillo Karam en el orden federal o de Enrique Inzunza en el orden estatal (Sinaloa)?

Todo tiene su origen y no veo cómo, con la oferta política, empresarial o de organizaciones independientes actuales, se puede dar cauce a un verdadero estado de derecho o la definición de que Estado queremos ser frente al que podemos ir reconstruyendo.

¿Qué no es delito comprar lo robado? Ahora entonces todos esos grandes consorcios, empresas, corporaciones y gobiernos que compraban gasolina robada en la impunidad junto con las personas que lo autorizaron o promovieron ¡Que siga la pachanga total la mayoría ya están ebrios de “atar”!

Espero que esta colaboración la lean @lopezobrador @M_olgaSCordero @mario_delgado @RicardoMonrealA @PRI_nacional @AccionNacional @PartidoMorenaMx y los organismos intermedios con cúpulas que no ven por sus agremiados.

Finalmente, si ya nos pasamos por el “arco del triunfo” los tratados y acuerdos internacionales ratificados por México, si cada quién hace de su verbo verdad absoluta, si ninguno se entiende en el origen (en determinado momento) o parte de la situación actual, sea por acción, omisión deliberada, complacencia o complicidad, que siga la “pachanga”, pero cada uno, en su universalidad individualidad, deberá tener un plan “B” para el control de daños y las amenazas externas, ya que de otra suerte será “baja de guerra” o en el mejor de los casos “baja de desastre”.

De una buena vez advierto que, de acuerdo a la oferta política actual, si no se da movimiento telúrico: El siguiente puede salir de Ebrard u Ordaz.

¡Muchas gracias y sean felices!

cardenasfonseca@hotmail.com

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf

También te puede interesar