TESTIGOS DE LA GUERRA

BRECHA

28-02-2022

Antonio Quevedo Susunaga

Los seres humanos en pleno 2022 nos ha tocado vivir una Pandemia, y estar enterados de lo que ocurre en cada uno de los rincones de este planeta tierra a través de nuestros celulares, a iPad o cualquier aparato de comunicación que nos acerca a los hechos.

En esta ocasión, a diferencia de la primera, segunda guerra mundial y la guerra napoleónica, esta que comienza entre Estados Unidos y Rusia, en un escenario como Ucrania, nos hace testigos presenciales cercanos de estos hechos violentos que nos describen, qué hacen y cómo viven los ciudadanos que están en medio de estos enfrentamientos violentos, como nunca antes.

En esta ocasión tenemos el desarrollo cotidiano de estas acciones de invasión, de los ataques de una y otra parte, los argumentos aceptados o no por las partes en conflictos, en este caso de Estados Unidos, Rusia y Ucrania.

En América Latina poco conocemos de Ucrania, pero ahora nos enteramos de que es un territorio de 579,330 kilómetros, tiene una población de 44 millones de habitantes y enfrenta profundas diferencias políticas, económicas y sociales con Rusia.

En esta guerra entre Ucrania y Rusia, es como mover un botón que pone en alerta a toda la Unión Europea, a los países asiáticos y no hay país que no sienta una afectación por este conflicto, en donde las razones no son escuchadas y en donde prevalecen los grandes intereses.

El escenario de esta guerra es Ucrania y sus habitantes. Un pueblo que ve alterada su economía, que la gente está buscando refugio seguro, y es este pueblo, el que va a poner los muertos.

En este arranque violento se habla de más de 60 muertos, el número nos parece pequeño en relación a lo que se pueda venir.

Esta confrontación tiene un impacto de inmediato en el precio de los combustibles.

Los países que dependía en buena medida del abasto de Rusia, como Alemania e Italia, como la mayoría de los países europeos van a tener que buscar alternativas.

Es evidente que esas afectaciones llegan a México, que tenemos una dependencia del 90 por ciento de la economía de Estados Unidos.

Es una defensa geopolítica de que Ucrania se Aline a la OTAM, esa es la molestia de Rusia, porque no desea tener una fuerza militar enemiga en su frontera. Es un tema de “seguridad nacional”. Esto significaría, permitir que Rusia se ubique en la frontera norte de México y pegados a la línea con Estados Unidos.

Esta toma de Ucrania es denominada por muchos expertos como una “guerra de invasión imperial”.

Esta guerra que podemos ser testigo desde nuestros celulares o iPad nos obliga actuar con mucha responsabilidad para no compartir informaciones falsas, debido que, en toda guerra, aumenta considerablemente las informaciones falsas que buscan engañar y crear confusión en el mundo.

Esta guerra que nos preocupa nos afectará en muchos aspectos, pero fundamental en el precio del petróleo, que en México tenía un precio básico de 55 dólares el barril, en estos momentos el barril tiene un precio que oscila entre 85 y 90 dólares.

Estos aspectos obligarán a México a reflexionar acerca de su política petrolera, si exportamos o no crudo, en una palabra, nos tenemos que adaptar a esos cambios comerciales globales.

Es obvio que esta guerra no sólo impactará en lo económico, sino a los adultos, jóvenes y niños, que verán una guerra directamente a través del internet que nos acerca a ver cada disparo o destrucción.

La postura política de México está muy clara, no estamos de acuerdo en la injerencia a Ucrania, el gobierno de México condena esta invasión, porque México fue objeto de cuatro invasiones a nuestro territorio dos por parte de los Estados Unidos y dos por Francia, razón por lo cual, los mexicanos consideramos que los pueblos deben resolver sus asuntos.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar