¿ALITO SEPULTÓ A LA OPOSICIÓN?

BRECHA

18-07-2022

Antonio Quevedo Susunaga

El dirigente del PRI, Alito Moreno, en su carrera loca por el poder que le generó los “audios fatales” que difundió en “La Noche del Jaguar” la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, sepultó a la oposición integrada en la Alianza va por México.

El PRI, a través de su dirigente nacional, esta aniquilado o reduciendo a su mínima expresión al partido, y sus estructuras internas, las desapareció el dirigente que habla de que continuará hasta el 2024, por encima de todas las protestas de los miembros de este partido.

Alito asegura que él será el que organice al PRI para las candidaturas presidencial del 2024, a diputados y senadores, obviamente las plurinominales en donde podrá meter a su gente.

Esta postura de Alito Moreno puede dificultar que el PRI en el estado de México, se pueda organizar para ganar la elección a gobernador, que sería la última gubernatura importante que le queda.

La Alianza va por México, seguramente analizará con mucho detalle si el cascaron del PRI le sirve, si Alito los daña con sus denuncias en contra y si la alianza tiene futuro en el 2024 y después de esta elección.

El PAN no está nada bien, prácticamente quedó descabezado de liderazgo, dado que Marzo Cortés no ofrece nada, han perdido elección tras elección y para el 2024, los panistas tampoco tienen futuro para recuperar la presidencia de la república.

En el caso del PRD, es un partido que quedó fuera de toda competencia, sirve únicamente para que sobrevivan un grupito de dirigentes.

El otro flanco es el sector empresarial, que encabeza Claudio X González, que entró en un desgaste severo, que no tiene la misma fuerza para organizar a la oposición y arrebatarle el poder al presidente Andrés Manuel López Obrador y a Morena.

En este contexto, la oposición no tiene capacidad para oponerse al triunfo que se perfila a favor de Morena en el 2024, pero antes la oposición puede perder la gubernatura del estado de México en el 2023.

La preocupación del senador Miguel Ángel Osorio Chong, tiene sentido, quitarle el control del partido Alito, antes de que lo destruya todo, está en una situación evidentemente complicada y eso afectará a la organización que encabeza, siendo honesto, lo mejor sería que renunciará por el bien de los priistas y se quedaría con la protección que le da fueron como diputado federal.

En realidad, no es raro que Alito este aferrado a la dirigencia nacional, es una fuerza que le puede ayudar a campear el temporal en su contra, aunque sacrificaría el posible futuro que el PRI pueda tener.

Es importante destacar que la única parte salvable del PRI son sus legisladores, pero Alito les originó un fuerte golpe a las diputadas priistas ante los millones de mexicanos, porque quedaron desvaloradas y generaron muchas dudas al respecto.

El otro golpe es que los diputados del PRI y el PAN se declararon en contra de cualquier iniciativa que presente el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, olvidando que son los mexicanos los que les pagan a dichos legisladores para que hagan su camba, pero han antepuesto sus muy particulares intereses ante la representación que tienen de los mexicanos.

La decisión de los priistas y panistas, no les ayuda en nada ante los millones de mexicanos, declarar que rechazarán de antemano todas las iniciativas que presente el gobierno federal, decisión que debería ser sujeto de demandas de juicio políticos por los ciudadanos, dado que esto es contrario al espíritu constitucional.

En fin, el escenario político para la oposición es adversa, no se advierte que haya futuro favorable o que haya la posibilidad de que recuperen el poder político.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar