LOS ATORONES

BRECHANDO

15-07-2022

Antonio Quevedo Susunaga

A través de las publicaciones de los diversos medios de comunicación en el país, observamos que, en esta segunda etapa del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, con una Guardia Nacional más consolidada, con un ejército dirigido estratégicamente y una marina eficiente, vemos que los grupos criminales que andan suelto son atrapados con nuevas estrategias de inteligencia.

Es indiscutible el valor de los soldados, los marinos y los de la guardia nacional, son los que realmente están protegiendo a los mexicanos y lo menos que debemos hacer es reconocer su valor y gran tarea que realizan.

En realidad, mi admiración y reconocimiento hacia los militares y marinos no es reciente, este reconocimiento que hago está fundamentado en que mi padre fue un militar de alto rango y el importante papel que desempeño en su momento en Veracruz. Un actuar con honestidad y valor.

Y para darle contexto a esto que estoy comentado quiero destacar el enfrentamiento que sostuvieron 12 militantes en Altar, Sonora, en donde resistieron frente a una embestida de alrededor de 80 delincuentes bien armados para rescatar el detenido, y lograron detener a una persona apodada el “Duranguillo” un jefe de esa zona.

En este lugar un oficial valiente y su tropa acudieron hacer la detención de este presunto delincuente.

El otro hecho que nos llama la atención la atención es en el poblado de Topilejo, ubicado en los límites de Michoacán y La Ciudad de México, en donde obviamente hubo un trabajo de inteligencia que terminó que terminó con la detención de 14 presuntos delincuentes, en donde intervino el ejército, la Guardia Nacional, la Marina y las policías estatales de ambos estados.

Estas acciones de las autoridades militares, que despiertan respeto y seguridad, se han repetido cada vez con mayor frecuencia e intención, como ocurrió ayer el fraccionamiento Club Real, en Mazatlán, que despertaron la gente y estaba el gran operativo del ejército. Es algo parecido al que ocurrió en el centro habitacional de la primavera en Culiacán.

De esta misma manera se advierte que el ejército hizo un gran operativo en Guasave, en donde cateo tres casas.

Y ante el blindaje del ejército en Guasave y Mazatlán, le preguntan al gobernador Rubén Rocha Moya, si en Sinaloa se está militarizando, la respuesta del gobernador es clara, al afirmar que no hay una militarización y dijo que en Sinaloa hay 4 mil 500 policías municipales, que hacen su trabajo de labor preventiva en cada uno de los municipios, principalmente en Ahome, Culiacán y Mazatlán.

La estrategia de los militares es cuidar de los sinaloenses, así se acordó en la última Reunión Regional de Coordinación de Seguridad de la Región del Mar de Cortés.

En esta segunda etapa del gobierno de López Obrador, es obvio que hay más elementos de seguridad, de la Guardia Nacional en los 32 estados del país, como también hay una mayor presencia militar en aquellas entidades como Guanajuato, Tamaulipas, que son gobernados por los panistas, en donde la violencia está haciendo crisis.

Las otras acciones ejemplares es la persecución en contra de José Noriel Portillo Gil “El Chueco”, presunto autor material del asesinato de los padres jesuitas, que hasta el momento hay 13 personas detenidas y persiguen a “El Chueco”.

En esas entidades, donde las bandas del narcotráfico están enfrentadas, como en Zacatecas y otras, que encontraron condiciones para su florecimiento criminal, ahora tendrán que enfrentar la fuerza del ejército, la marina y la Guardia Nacional.

Es posible que en las elecciones del 2023 en el Estado de México y en el 2024 cuando sean las elecciones presidenciales, el discurso con relación al tema de la seguridad pública en el país, haya cambiado a favor del sentir social.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar