Berrinches Empresariales (no es por AMLO)

Ya realmente no sé sí es en serio o es broma, que los dirigentes de varios organismos empresariales del país se muestren tan “angustiados” por el proceso electoral que vivimos en México y, sobre todo, por quién podría ganar la Presidencia de la República. Se “rasgan las vestiduras” y se “tiran al piso”, porque se cuestionen proyectos y políticas públicas -que hay que decirlo muchas de ellas son dudosas y en los hechos han demostrado su fracaso- como si en ello fuera el futuro de la patria y el destino de todos los mexicanos.

Pero en lo que no parecen poner atención es en temas que afectan el día a día de la actividad empresarial en nuestro país, que frenan la inversión y propician el cierre de negocios y la falta de desarrollo en varias regiones del país: inseguridad y corrupción. Lo que no parece preocuparles es la devastadora corrupción, impunidad e inseguridad en la que vive el país desde hace ya muchos años, y que no ha sido atendida eficazmente por los gobiernos federal, principalmente, estatales y municipales.

Esos “empresarios” quieren seguir votando por lo que los ha hecho invertir/gastar miles de millones de pesos en su seguridad y la de sus negocios pero ellos sí tienen para eso y lo descuentan al fisco, entonces la carga paga el flete. Pero los que no tenemos esa posibilidad y al ser asaltados somos quienes vivimos el pánico y las vueltas del seguro si lo tienes, los doctores, la ansiedad, las enfermedades propiciadas por ello, la perdida de la armonía familiar, estamos que les mentamos la madre, por lo menos.

Huelga decir de los desaparecidos y los ya más de 100 000 muertos según cifras oficiales (qué dirán las no oficiales), los más de 300 000 desplazados, verdaderamente, que poca madre que no tengan vergüenza.

Pero como en varias ocasiones les he criticado esa postura y el que quieran que se vote por los que les han llenado a mas no poder sus arcas, ayer salieron ahora sí, a decir que la inseguridad pública es insoportable. Sí, mordiéndole la mano al amo que los lleno de miles de millones pero tapaban su cara diciendo que van a dividir a la sociedad, no vendrá inversión: Eso ya es una realidad y no se debe a López Obrador, se debe principalmente a las dos anteriores administraciones (Fox y Calderón) y destacadamente a la actual de Peña Nieto.

Dejen de hacer víctimas a los victimarios.

Debo señalar que tengo serias y fundadas dudas de que las preocupaciones de los dirigentes de las organizaciones empresariales, sean las verdaderas preocupaciones de todos los empresarios, de todos aquellos que en el día a día enfrentan la inseguridad en las ciudades donde tienen sus negocios, los que ven en riesgo a su patrimonio, pero lo más importante, a sus familias, los que sufren de la extorsión y de la corrupción.

Desde mi punto de vista, el voto ciudadano no será antisistema o por hartazgo como se ha repetido hasta el cansancio, será más bien una apuesta por un mejor futuro y por una visión distinta que genere esperanza y mejores expectativas de bienestar y tranquilidad.

Es precisamente en estos temas donde los empresarios, como todos los sectores de la sociedad, deben poner especial atención. En el fondo lo importante no es quién gane la elección, sino quién es el que ofrece las mayores garantías de romper con ese círculo vicioso de inseguridad, corrupción e impunidad.

El candidato Meade sigue enarbolando la bandera de la gran experiencia y de probada honestidad, como si nunca hubiera sido parte fundamental, destacadísima, de dos gobiernos fallidos que nos han hundido en la impunidad, inseguridad y la corrupción. Se le olvida al candidato que “tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata”, y nunca vio el negociazo de sus facturas llamadas “falsas” que sigue crece y crece ahora con su nuevo esquema de los “autorizados” (sólo él no lo ve o no lo sabe) pero sus dos jefes del SAT lo conocen a detallito. O bien, demuestra su plena incapacidad al criticar a AMLO de algo que como Secretario de Hacienda y sus dos jefes del SAT pudieron haber descubierto en sus búsquedas sin parar, pero, lástima margarito, no le encontraron nada y ahora desliza suposiciones medrando en la buena fe de las personas.

Ahora resulta que el candidato Meade durante su larga trayectoria en las secretarías de Energía, Hacienda, Relaciones Exteriores y Desarrollo Social nunca vio ni notó nada raro; nunca se dio cuenta de desvíos de fondos, de transferencias al extranjero, de la proliferación de facturas apócrifas y de las empresas llamadas “fantasmas”, de desvíos de recursos y de pagos por servicios y obras inexistentes, entre otras muchas cosas.

¿Tampoco como miembro más importante del Consejo de Administración de Pemex y el de la Comisión Federal de Electricidad, tuvo conocimiento de los “huachicoleros” y del creciente robo de combustibles, así como del robo de electricidad que es igual de importante? Pareciera que estos delitos no existían y surgieron de la nada de la noche a la mañana, ante la ceguera de los funcionarios públicos. Yo me pregunto ¿qué no existe responsabilidad en todos estos hechos?

Pero una conducta así pudiera tener respuesta en que siempre tuvo, en todas las secretarias en las que se desempeñó como titular, al mismo Contralor Interno ¡Pácatelas! Y la Función Pública de palera.

Y qué decir del candidato ya bautizado como “Ricky Riquín Canallín”, que aún no ha logrado aclarar sus manejos durante su paso como funcionario del gobierno de Querétaro y que ha dejado un gran saldo de esqueletos y heridos en su camino a la candidatura del PAN a la Presidencia de la República.

Siempre he pensado que gobiernos ineficaces y corruptos son el origen de muchas medidas desesperadas de la población, que no necesariamente son las mejores, y estos gobiernos ante su incapacidad de cumplir con sus obligaciones, legalizan por decreto la ilegalidad (como fue la Ley de Seguridad Interior) y luego se lamentan de las consecuencias sin asumir responsabilidades.

Yo creo que ya es hora de atender lo urgente y lo prioritario sobre lo accesorio y transitorio, eso es a lo que aspira la sociedad mexicana.

Queremos un país en el que se aplique la ley, tengamos paz y tranquilidad, un país en que que la muerte de un hijo, el abuso e ilegalidades de los militares, la impunidad de los privilegiados, no justifique “la mejoría económica” que nos presumen esos anacoretas.

Los mexicanos estamos convencidos que las cosas se pueden hacer mejor y que la ruta seguida por los gobiernos anteriores no ha sido la correcta, ya es hora de corregir el rumbo y estoy convencido que estamos preparados para hacerlo.

¡Muchas gracias y sean felices!

cardenasfonseca@hotmail.com

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf

También te puede interesar