CONTRA EL TIEMPO

Mientras muchos funcionarios públicos de alto nivel están preocupados por sus ingresos personales y que no se les reduzca sus sueldos, al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador le preocupa porque no tiene mucho tiempo para cumplir con sus promesas de campañas.

La decisión del presidente López Obrador es trabajar horas extras en todo su sexenio con el fin de alcanzar logros que en otras circunstancias pudieran alcanzar en un total de 12 años.

El sexenio de López Obrador dejó sentir su velocidad en éste mes, debido a que sus cambios están afectando los intereses creados de muchos que habían hecho del gobierno su modo de vida.

El objetivo de López Obrador es trabajar hasta los sábados, medida que se puede extender a los empleados de gobierno, que tendrían que laborar con eficiencia las ocho horas diarias, como parte del esfuerzo que hay que dar para sacar adelante al país.

Es obvio que se encuentra con mucha resistencia, porque los trabajadores del gobierno están acostumbrados a laborar de lunes a viernes y hasta llegar tarde a sus centros de trabajo.

La sacudida que está originando López Obrador en el sector público, no es sólo el tema de los altos salarios que ganan algunos funcionarios públicos, también busca incrementar los ingresos de los trabajadores, pero exigir más rendimiento y eficiencia.

Por otra parte, muchos de los altos funcionarios se resisten a dejar las escoltas y los choferes; sin embargo, están observando que las medidas van en serio y si algunos se resisten acatarlas el esquema los exhibirá.

Las escoltas existirán sólo en caso necesario, pero algunos ex gobernadores de inmediato están anunciando que renuncian a las escoltas y choferes pagados por el gobierno.

El presidente López Obrador renunció a los servicios de seguridad que brindaba el Estado Mayor Presidencial, como también los secretarios y otros que gozaban de dicha protección.

La idea del equipo del nuevo presidente es que todos trabajen en el mismo sentido, que apresuren el paso para lograr los cambios en el menor tiempo posible, que las investigaciones se hagan rápido, que las acciones de austeridad se cumplan.

Entre las acciones que anunció López Obrador están: abrir Los Pinos a las actividades culturales; desparecer el Estado Mayor Presidencial; reducir los salarios al 50 por ciento; quitar los choferes y la seguridad para los funcionarios públicos; vender el avión presidencial; terminar con los gastos médicos mayores; cancelar la reforma educativa; retirar las pensiones presidenciales, medidas que buscan reducir los gastos y contar con recursos para atender la población, algunas de estas acciones se han tomado.

 

 

LOS SINALOENSES QUIEREN VER EL CAMBIO

 

 

Los principales alcaldes de Sinaloa, Jesús Estrada Ferreiro, en Culiacán; el químico Guillermo Benítez, en Mazatlán y Manuel Guillermo Chapman, en Ahome, tienen el gran reto de trabajar rápido, con el fin de que los ciudadanos pueden ver el cambio que esperaban.

Los nuevos alcaldes están enredados en poner en claro sus asuntos personales, sus ideas para gobernar y no han tenido la capacidad para hacerle sentir a los ciudadanos que tienen la capacidad de brindar un mejor servicio público.

En estos tres municipios, donde se concentra la mayor población de Sinaloa, están en esperas de las medidas en la prevención de los delitos; terminar con el congestionamiento vehicular en las horas pico, que siguen siendo el mayor reto para las autoridades de vialidad y transporte; los servicios de aseo y limpia son más deficientes y los parques y jardines se observan con descuidos de basura, maleza y falta de mantenimiento.

En las tres administraciones municipales se advierte que los alcaldes no han logrado tomar el mando, siguen jaloneándose con los trabajadores heredados de otras administraciones.

Es cierto que hay muchos aspectos que recomponer, pero las concesiones entregadas a particulares, a grupos de intereses, está complicando el reordenamiento en sus acciones administrativas.

La gente quiere sentir y palpar el cambio que hasta el momento no se advierte y los nuevos alcaldes están viviendo la diferencia hay entre ser oposición y autoridad.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El presidente del Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa, el empresario Mario Cadena, dijo que hay una estrecha comunicación con el gobernador Quirino Ordaz Coppel, la Secretaría de Desarrollo Económico y otras para impulsar los proyectos más rentables que tiene la entidad en el 2019, obviamente coordinados con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

…El otro gran reto es lograr mano de obra mejor pagada en Sinaloa, y para ellos, buscar atraer fábricas de manufacturas que puedan atender esta demanda de personal capacitado.

…El director de relaciones y comunicación del gobierno estatal, Alberto Camacho y su equipo, tuvieron una excelente convocatoria al desayuno, con motivo de las fiestas de navidad, en donde invitaron a todos los representantes de los medios de comunicación.

…Los diputados en la ciudad de México van a tener el cuidado de estacionarse correctamente o de lo contrario serán infraccionados, como ocurrió el día de ayer. Es el cambio.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar