DIFICIL FUTURO PARA LOS PARTIDOS

Después de la derrota que sufrieron los partidos políticos en la presente elección, el futuro para estas organizaciones políticas es complicado, porque fueron despojado del poder y están alejados de la sociedad.

El futuro es incierto para los priistas, panistas y perredistas, que se derrumbaron todas sus expectativas, sus banderas y perdieron lo más valioso que es la confianza de los mexicanos.

La reconstrucción de los partidos no será una tarea fácil, porque están tocando fondo, los mexicanos les exigieron un cambio y no lo otorgaron, entonces en la elección del 2018, determinaron retirarles el poder que les había otorgado y repensar otro régimen de gobierno para sacar a nuestro país de la crisis.

El triunfo de Morena fue posible por varias razones, es la unidad de muchas fuerzas políticas y corrientes del pensamiento, es la restructuración con personas que desean que el país cambie y no será una tarea fácil y para empezar se necesita mantener retirado a los viejos partidos políticos causantes de éste desorden nacional.

La reconstrucción la está planteando el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que recibe un país, con la mayor deuda histórica, con sus mejores empresas en crisis como son Pemex y la Comisión Federal de Electricidad, con la violencia desbordada y con la impunidad que alcanza niveles alarmantes.

Los viejos partidos se quedaron sin alternativas de gobierno, sin planes creíbles, con prácticas corruptas extremas, con una visión personal de hacer riqueza sin importarle las demandas sociales.

Los viejos partidos perdedores están revisando las posibilidades de refundar sus organizaciones, de renovar con estatutos y retomar una visión moderna.

La incertidumbre política predomina en todos los partidos, principalmente en aquellos que pensaron que jamás serían derrotados de la forma como ocurrió en la elección de julio del 2018.

El rompimiento de los grandes intereses creados en el país por poderosos grupos y fuerzas políticas no será sencillo de quitar, pero la decisión de los mexicanos es que el próximo presidente Andrés Manuel López Obrador, incorpore gente confiable y honesta que puedan lograr la transformación del país.

 

 

EL FUTURO DE SINALOA

 

 

El futuro de Sinaloa es el gran reto que tienen todos los sinaloenses a partir de estos profundos cambios generados en el proceso electoral del 2018, tanto en el terreno federal como en la elección local.

La proyección del desarrollo de la entidad, tiene que fundamentarse en el trabajo que realice el gobernador Quirino Ordaz Coppel, los alcaldes de los 18 municipios, los empresarios, en donde todos deberán coincidir con los objetivos alcanzar.

El futuro de Sinaloa tiene que fundamentarse en la transparencia, que los planes y proyectos que se planteen en el gobierno sean profundamente analizados y revisados con la sociedad.

El crecimiento y desarrollo de Sinaloa, tiene necesariamente que fundamentarse en su quehacer agrícola, ganadero, pesquero y turístico.

El potencial que hay en la producción de alimentos es inmensa, se requiere que el esfuerzo de los productores esté coordinado con el que haga los gobiernos estatal y federal.

En el caso de la industria pesquera, hay miles de kilómetros que deberán aprovecharse, los campos pesqueros deberán convertirse en auténticos centros de producción. Estas poblaciones deben salir de la marginación y la pobreza. El potencial con que cuenta Sinaloa y México es enorme, muchos países lo envidian.

En el caso del turismo, los conflictos internos, la inseguridad, las bandas de delincuentes se han convertido en los enemigos número uno del desarrollo turístico de los pueblos mágicos.

Es indispensable reconciliar a los mexicanos, el odio y la venganza ha florecido, porque hay un gran vacío de autoridad y ausencia de Estado de Derecho, situación que deberá ser resuelto con urgencia.

Por otra parte, en Sinaloa, hay que darle la importancia que tiene la educación, si queremos superar y abandonar los patrones de conducta violencia que hemos arrastrados en los últimos 30 años.

 

 

BRECHANDO

 

 

…El discurso político negativo de los partidos políticos y sus miembros deberá superarse y volverse positivo para respaldar el sentir de una sociedad que demandan cambios.

…En Sinaloa, deberán renacer las organizaciones políticas con una visión moderna y con una actitud de cambio. La actitud es construir con nuevos principios.

…Los mexicanos deberán mantener una gran participación para evitar que el país tenga retrocesos que lamentar.

…Los legisladores y los alcaldes deberán hacer su tarea política, atender a los ciudadanos y evitar estar pensando en sus negocios personales.

…Los sectores productivos deberán modernizarse, actualizarse en la globalización y diversificar sus esquemas productivos y hacerlos competitivos a nivel global.

…Las universidades públicas deberán sumarse a la gran transformación del país, con planes y proyectos concretos, con la formación de jóvenes estudiantes con visión que reclama nuestros tiempos.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar