EL CAMBIO DE RÉGIMEN

El nuevo gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador ha puesto en crisis a la clase política en México, que no sólo siente el vacío de poder, sino que el nuevo orden político aleja de la posibilidad de recuperar el poder en corto tiempo, pero también está complicado conservar el que aún ejercen en los partidos, en los gobiernos estatales y municipales.

Este cambio de régimen y de visión económica planteada a partir del presente año es un verdadero reto de cambio del sector empresarial, que había vivido en una burbuja de placer, esquema que fue alimentado por el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

La revisión que está haciendo el nuevo régimen les preocupa porque están sacando a flote los privilegios que no desean perder en el ámbito fiscal, en el pago de impuestos, en los apoyos empresariales.

Los empresarios del país tendrán que corregir cualquier ilegalidad que enfrenten, tendrán que responderle a la demanda de un mercado que está cambiando en las preferencias, como también tendrá que darle respuesta a la demanda de mayor personalización de los productos y servicios, entre otros cambios.

El reto del gobierno es transparentar la producción de petróleo, la venta de la gasolina, el desempeño de Pemex y la venta de gasolina al consumidor que deberá ser en litros completos y con producto lícito, es en donde nuevamente vuelve a participar el sector empresarial.

Las mismas empresas tienen que enfrentar a la delincuencia cibernética, debido a que ésta es parte de la nueva delincuencia y el ejemplo es que en el mundo el 46 por ciento de los empresarios han manifestado haber abandonado iniciativas estratégicas a causa de amenazas a su seguridad cibernética y el costo de los seguros para protegerse se, multiplica en su valor.

En los gobiernos estatales el cambio está implicando un choque en las ideas y una resistencia por conservar los hábitos políticos históricos y los miembros del nuevo régimen en cambiarlos a través del Congreso de la Unión y de los congresos locales.

Las discusiones entre los miembros del Congreso de la Unión y los gobiernos de oposición se ha vuelto una constante, lucha por resistirse a los cambios; en el caso de los congresos locales, hay una disputa en acciones y decisiones con los gobernadores, y los municipios que son dirigidos por Morena, enfrentan a una resistencia corporativa sindical.

En el ámbito del poder, la delincuencia de “cuello blanco” está haciendo todo para conservar sus cotos de poder ilegal, mientras el nuevo régimen busca establecer nuevos controles y un Estado de Derecho. Es evidente que el 2019 será un año de ajustes.

 

 

REPLANTEAR EL FUTURO POLÍTICO

 

 

Los partidos políticos deberán pensar en su futuro político, en la forma cómo deberán organizar sus estructuras, cómo conservar a sus miembros y como recuperar a los simpatizantes que han perdido y la nueva forma de abordar los serios problemas que enfrentan los mexicanos.

Es posible que estos nuevos retos para los partidos se lo hayan planteado en repetidas ocasiones, sobre todo, el PAN, PRI y PRD, entre otros partidos que se dicen nacionales.

En la medida que avance el sexenio es posible que se fortalezcan algunas alianzas entre el partido mayoritario Morena y otro que puede ser el PRI y Movimiento Ciudadano.

Los partidos están perdiendo terreno, aferrados acudir a la confrontación, cuando el secreto de los cambios es el trabajo directamente con los ciudadanos, que son los que realmente están reclamando los cambios.

Este replanteamiento político, también lo deben analizar con objetividad los gobiernos estatales que son oposición al gobierno federal.

Las mismas organizaciones empresariales han quedado superadas, porque muchos de sus miembros han quedado como cómplices de los gobiernos panistas, priistas y perredistas. Estas organizaciones en México deben cambiar para que les sirvan a sus miembros, es el caso de Coparmex y el Consejo Coordinador Empresarial, que nunca se habían enfrentado a un cambio de régimen.

 

 

BRECHANDO

 

 

…La diputada y coordinadora de los legisladores de Morena, Graciela Domínguez, está haciendo muy bien al salir a dar explicaciones de las acciones y medidas que tomen, esta es la única forma de equilibrar el golpeteo de que es objeto.

…Los mismos miembros de Morena deberán entender la participación política de otras fuerzas, en éste caso del PRI, que ejerce el gobierno en Sinaloa y que trata de cumplir sus compromisos. En realidad, debe haber cortesía política, aunque no estén de acuerdo en sus puntos de vistas.

…En Sinaloa es muy bueno que no haya problema de abasto de la gasolina, como tampoco se hable de robo de este combustible.

…La Guardia Nacional es uno de los grandes retos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que seguramente tendrá el respaldo de los 47 votos con que cuenta los priistas.

…En la “guerra contra los huachicoleros” no hay duda que la ganará el gobierno, y los que hacen resistencia, sólo están alargando la decisión.

…Es muy positiva y atinada la iniciativa que presentó la diputada Angélica Díaz de Cuén, al plantear que se termine la caducidad de las actas de nacimientos y otros documentos oficiales. La gente no tiene dinero para estar sacando todos los días actas y otros documentos que no tiene sentido que pierdan la vigencia.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar