EL FIN DEL PRI Y EL PAN

Las máximas figuras políticas del priismo y el panismo se encuentran en medio de un torbellino político de corrupción que construyeron con alevosía y ventaja en contra de los millones de mexicanos, que al ser descubierto muchos de ellos deberán terminar en la cárcel.

El máximo priista Enrique Peña Nieto no ocupa que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador lo investigue, las denuncias que traían en su contra desde antes de terminar su sexenio, está aflorando la corrupción por los sobornos que recibieron de la empresa Odebrecht, que fueron operados a través de Emilio Lozoya, cómplice de Peña Nieto y de Luis Videgaray, fundamentalmente que alentaron que la corrupción creciera en todas las dependencias.

De Peña Nieto y Luis Videgaray se desprende toda la corrupción en el PRI, la que detectaron en Pemex, en donde la empresa fue manejada con propósitos perversos e intereses muy personales para ambos políticos, usando a un hombre ambicioso y corrupto como Emilio Lozoya, que desea salvar su pellejo diciendo que el obedecía ordenes de sus jefes superiores.

La corrupción afectará a toda la estructura de poder, que de alguna manera alberga el PRI, quien también recibió desvíos millonarios y que el gobernador de Chihuahua, del PAN, Javier Corral, le sigue la pista con la detención de César Duarte, que lo acusan de corrupción y desvió de millones de pesos que le pertenecen al pueblo de Chihuahua.

En estas acusaciones, el directo señalado es un distinguido priista, como Manlio Fabio Beltrones, que anda amparado y hay quienes afirman que dejó el país.

En esta lista de personajes políticos se encuentra en el tornado político, el ahora senador Miguel Ángel Osorio Chong, que como gobernador dejó una estela de corrupción que coronó como Secretario de Gobernación, corrupción que se encuentra plenamente documentada y su poder económico estuvo ligado al crimen organizado.

Osorio Chong, fue aspirante a la presidencia de la república, en la interna priista con Peña Nieto, personajes políticos del más alto nivel del priismo y razón suficiente que tiene al bordo de la tumba política al viejo partido de México.

En esta lista se encuentran los empresarios cómplices de estos encumbrados políticos priistas, que se prestaron a maniobras y a cometer actos de corrupción que tendrán que pagar muy caro.

Entre los señalado se encuentran senadores, gobernadores, secretarios de esos gobiernos panistas y los funcionarios relacionados con el combate a la violencia.

 

 

LA OTRA REALEZA POLÍTICA

 

 

En esta mira contra la corrupción se encuentra las élites del PAN, que encabeza Vicente Fox y Felipe Calderón, que se encuentran en la mira por las acusaciones en contra de Genaro García Luna, como protector del Cártel de Sinaloa, y cuyo cómplice era el presidente de la república, Felipe Calderón.

Los últimos 30 años de gobierno en México han sido una vergüenza para México, el tener la clase corrupta más grande de toda la historia de México, empezando en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, continuo con Ernesto Zedillo, creció con los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón y le puso la cereza corrupta al pastel Enrique Peña Nieto.

Los senadores panistas, gobernadores y gente de la primea línea del grupo de Felipe Calderón, se encuentran embarrados por los sobornos que recibieron para votar a favor las Reformas Energéticas, que el director de Pemex, Emilio Lozoya se encargó de entregar por orden de Peña Nieto.

En fin, los panistas están embarrados por la corrupción del narcotráfico y los carteles de las drogas, por la corrupción que brotaba por las negociaciones políticas y porque cometieron abusos increíbles en las dependencias que tenía a su cargo.

Estos dos partidos nada tendrán que hacer en las elecciones del 2021, creo que los mexicanos que tienen clara conciencia, como los miembros de su partido que quieren a nuestro país, no podrán votar por ellos.

De aspirar seguir teniendo dichos partidos, sus dirigentes deberán promover la refundación en donde los jóvenes, las mujeres indiquen el nuevo rumbo político.

 

 

BRECHANDO

 

 

…Es evidente que hay un descarte político importante en los partidos, hay una intención de escoger a quienes pueden ser los futuros candidatos a cargos de elección popular. La lista es muy grande, pero son muy pocos los que tienen posibilidad.

…El dirigente del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuén Ojeda, no hay duda que crecerá en la contienda por la gubernatura de Sinaloa en el 2021. Es el partido mejor estructurado y cercano a la gente.

…El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene toda la información de Miguel Ángel Osorio Chong.

…El gobernador Quirino Ordaz Coppel, se reunió ayer con el diputado federal, Alfredo Villegas Arreola, en Mazatlán. La invitación se la hizo abiertamente en el acto de Ya meto. El tema seguramente es de carácter político.

…La otra cuestión es que los empresarios, reconocidos por su “ética” , han echado mano de la facturación falsa, incluyendo grandes empresas de Sinaloa.

…Los ciudadanos sinaloenses deben tener plena conciencia que la gubernatura y las alcaldías, son las empresas públicas más importante que tenemos, razón por la cual, no cualquiera debemos elegir para que las dirijan.

…El gobierno federal debe ponerle un alto a Gilberto Lozano, que evidentemente ocupa ayuda psicológica, y que están alentando el daño a reporteros. ¡Cuidado!

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar