EN MEDIO DE LA CRISIS

BRECHANDO

30-06-2022

Antonio Quevedo Susunaga

El dirigente de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro, le dio el tiro de gracias a la Alianza va por México, al considerar que no tiene futuro para el 2024.

La decisión de Dante de no unirse a esta Alianza es porque considera que no tiene sentido sumarse a las etiquetas de partido que han fracasado y que no tiene una estrategia para salir adelante.

La principal crítica es que no tiene propuesta, no hay un diseño de país y buscan sacar al presidente Andrés Manuel López sin ofrecerle nada a los ciudadanos.

Esta visión crítica de Dante Delgado, también un expriista, hay que sumarle la acción que ha tomado el senador Miguel Ángel Osorio Chong, que coincide con el ex dirigente del PRI, que tienen claro, que Alito Moreno debe dejar la dirigencia y no intentar prolongar su liderazgo tres meses más, después de su periodo.

La última filtración que hizo la gobernadora Layda Sansores de Campeche es la puntilla para Alito.

Esto ha llevado a pensar a Osorio Chong, a que debe intervenir el Instituto Nacional Electoral para tratar de parar que sigue la difusión en contra del dirigente nacional del PRI, que los priistas con oficio político saben que le está haciendo un daño fatal al partido.

En el rancho decía mi abuelo, que “era más fácil quitarle una mazorca a un cochi”, que la presidencia del PRI Alito, la verdad que el PRI no tiene futuro, creo que esto que está ocurriendo en la dirigencia nacional, hace más difícil que el PRI pueda ganar la gubernatura del Estado de México y Coahuila.

Es indiscutible que el senador Osorio Chong, Claudia Ruiz Massieu, Dulce María Sauri, y otros exdirigentes priistas, tienen claro que no es intentar poner a alguien en el PRI, sino intentar detener Alito para que no siga haciendo daño al partido.

La otra cuestión que intenta Osorio Chong es que Alito no sea el que continue con la negociación de la Alianza va por México, que los ha llevado a perder todo.

En el 2024, si Morena no comete errores, tiene el triunfo en la mano para garantizar el relevo del presidente Andrés Manuel López Obrador, esto no está en duda.

La oposición esta “moral y físicamente derrotada”, no tiene futuro, lo saben los panistas y priistas, pero lo niegan Alito y Marko Cortes.

La gran mayoría de los exdirigentes del PRI son gente muy experimentada, con mucho oficio político, con grandes habilidades para hacer política, es evidente, que se dan cuenta del desorden que trae Alito, en el PRI y Marko Cortés, en el PAN, son dirigentes que les restan fuerza a las organizaciones.

El objetivo de los exdirigentes priistas y del senador Osorio Chong, es salvar lo que queda del PRI, echar andar una estrategia que les ayude a consolidar con los priistas del estado más grande de México, que es el estado de México, con mayores votantes en el país.

Las negociaciones que ha hecho Alito con los panistas y el sector empresarial de Claudio X González, es una suma en el escritorio, pero en política no es así. Hay priistas que jamás votarán por un panista y hay panistas que jamás votarán por un priista.

La decisión más torpe que conozco fue “disfrazar a Carolina Viggiano de panista”, siendo la secretaria general del PRI en México para lanzarla como candidata del PAN a gobernadora de Hidalgo. El resultado lo dice todo, votaron por el candidato de Morena, que es un político priista.

Los partidos PRI y PAN, perdieron el rumbo, son organizaciones que se olvidaron de su esencia política, menos preciaron a sus miembros, no escucharon a la gente de experiencia y están haciendo cosas que a Morena le encanta, porque le facilitan su fortalecimiento.

Los priistas y panistas no saben cómo expulsar sus dirigentes, pararles el curso de sus errores fatales, que los pueden llevar a tocar fondo.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar