EN MEMORIA DE UN SINALOENSE ILUSTRE

BETO SINAGAWA MONTOYA

A dos años y tres meses de la muerte de un sinaloense ilustre, brillante, gran historiador de Sinaloa y de México, extraordinario periodista y cronista, Beto Sinagawa Montoya, a los 88 años de edad falleció, sin duda, una de las mejores plumas con las que ha contado Sinaloa.

Beto fue un periodista e historiador, uno de los más talentoso que ha tenido Sinaloa, con una trayectoria impresionante en su desempeño profesional, estudio Contaduría en Culiacán, pero su fortaleza y talento lo desarrollo en el quehacer periodístico, a través de su desempeño que tuvo en varios medios de comunicación, como son: El Periódico la Palabra, El Diario de Culiacán, el Centro de Noticias Canal 3, el Periódico Noroeste y director general del Sol de Sinaloa y jefe de Prensa del Ayuntamiento de Culiacán 1995-1997.

La humildad, la sencillez, la modestia fueron sus características esenciales, como la honestidad, un periodista e historiador con calidad moral y honradez profesional.

En el ámbito periodístico fue ganador del Premio Sinaloa de las Artes en el 2002; premio al Ciudadano Distinguido de Culiacán en el 2003; recibió el Premio Sinaloa de Periodismo en 1988, 1989 y 1997.

 

 

En 1993 y 1997 recibió el Premio El Payo del Rosario de la UAS.

 

 

Y lleva su nombre la biblioteca construida debajo del quiosco de la Plazuela Álvaro Obregón y un boulevard de su tierra de Angostura.

Desde éste modesto espacio quiero hacer un reconocimiento y homenaje a Beto Sinagawa Montoya, como el gran talento periodístico e historiador, de quien siempre tuve el consejo orientador y la palabra de aliento.

En el ámbito académico, Beto fue una autoridad en la materia de Historia, sus libros son obras de cabecera para cualquier historiador que desea entrar a conocer la vida de los sinaloenses.

Entre sus extraordinarias aportaciones destacan: Sinaloa, Historia y Destino, editado en 1986, esta obra es un referente para todos los que nos gusta la historia, debemos decir que, en la Facultad de Historia de la UAS, donde curse mi maestría, este libro es un referente, un libro que la gran mayoría de los estudiantes deben conocer.

Otra de las obras, con gran información, que describe una realidad del campo sinaloense fue Sinaloa, Agricultura y Desarrollo editado en 1987; otras de las obras fue la biografía dedicada a un gran compositor y artista sinaloense, José Ángel Espinoza Fresquilla, en el 2002. Otra biografía dedicada a Buenaventura Casal y Pedro Infante; al periodista y cronista deportivo, Don Agustín de Valdez y dos novelas.

 

 

GENERACIÓN DE PERIODISTA

 

 

Es importante destacar que Beto Sinagoga perteneció a una casta de buenos periodistas, una generación de valientes reporteros, que lograron una de las mejores prácticas del país.

El 7 de abril de 2018, publiqué una Brecha titulada “La grandeza de Beto”, donde comenté: “perdimos un amigo de verdad, a un gran historiador y a un hombre de corazón noble y grande”.

Beto Sinagawa perteneció a una generación de periodistas distinguidos como el columnista Jorge Medina León, Tónico Pineda, Esteban Zamora, Menor Sinagawa, Ramiro Guerrero, Martín Mendoza, Silvino Silva Lozano, Fidel Borbón Ramos, Mario Montijo de la Rocha, entre otros periodistas que dejaron una huella imborrable.

De alguna manera me toco trabajar con esta casta de periodísticas, a los que le aprendí, nos mostraron sus enseñanzas y son forjadores de medios de comunicación que marcaron un antes y un después, como el Sol de Sinaloa, el Periódico El Debate, Diario de Sinaloa y Periódico Noroeste, medios que se encuentran en su última etapa.

Desde hace más de 40 años tuve la fortuna de convivir y estrechar lazos de amistad con Beto y Minor Sinagawa, ellos que después de laborar en el Periódico Noroeste, se fueron a convertir el Sol de Sinaloa, en el periódico más leído de la entidad, en donde las columnas periodísticas de Beto y del maestro Gil Leyva, llenaban un gran espacio entre los lectores.

 

 

BRECHANDO

 

 

…Es indiscutible que esa generación de periodistas a la que pertenecieron Minor y Beto Sinagawa, dejaron una huella profunda, una enseñanza para las nuevas generaciones sobre la práctica de un periodismo que trascendió y sembró profundo entre la sociedad sinaloense.

…Es claro que estamos ingresando a un quehacer renovado del periodismo, en donde los medios de comunicación impresos están quedando para la historia y estamos navegando en las corrientes del pensamiento que nos permiten las redes sociales, que tienen una rapidez inusitada, que tienen un alcance jamás imaginado y una respuesta que no admite intermediarios.

…Los nuevos medios de comunicación su alcance es mundial, su velocidad es impensable, su respuesta incalculable, lo que obliga a que haya nuevas formas de practicar el periodismo.

…EN ESTE PEQUEÑO HOMENAJE AL GRAN PERIODISTA, HISTORIADOR Y AMIGO BETO SINAGAWA, deseo dejarle una liga para entrar a un documento que publicó en el Periódico el Sol de Sinaloa….

HERBERTO SINAGAWA

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar