HERIDOS DE MUERTE

Los llamados partidos políticos nacionales cumplen con el requisito legal, pero en su práctica política están heridos de muerte, porque perdieron la elección, los espacios de poder en los estados como son congresos locales, senadurías y algunos como el PES hasta el registro por falta de votos.

La gran tragedia política para los partidos, acostumbrados a la maniobra, al manoseo de los procesos electorales para prolongarse en el poder, pero en la elección pasada perdieron todo, la credibilidad, el poder presidencial y los grandes caciques políticos quedaron fuera de los espacios de poder.

Los partidos nacionales llegaron debilitados, en agonía política a la Cuarta Transformación que inició Andrés Manuel López Obrador y su movimiento a través de Morena.

El Instituto Nacional Electoral confirmó que el PES perdió el registro porque no alcanzó a ganar el 3 por ciento de los votos de la elección, razón por la cual, quedó sin registro y fuera del sistema de partidos en México. Este partido Encuentro Social acudió al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, pero ante esa instancia se reconfirmó su derrota.

En esta Cuarta Transformación no fueron las armas lo que determinaron la legitimidad de los partidos, sino el voto de los ciudadanos que depositaron con hartazgo, que decidió aniquilar a estos viejos partidos mentirosos, incumplidos y ama fiados para defender los intereses de sus miembros.

La agonía partidista la están sufriendo no sólo el PES, sino el PRI, que, con toda y su experiencia política, no ha encontrado la fórmula mágica para renovarse porque sus miembros ya decidieron un cambio y votaron por Morena.

Los panistas están fracturados, con miembros que fueron definitivos y que se encuentran fuera del citado partido como son Vicente Fox y Felipe Calderón, éste último estrenando partido.

Los mal llamados partidos nacionales, se encuentran en la marginalidad política, sin saber cómo regresar al poder y sin sentir el calor que sus miembros le dieron por muchos años, hasta que se hartaron.

Estos partidos mal llamados nacionales corren el riesgo de perder su registro, como lo perdió el PES, porque el PRD se encuentra cercano a estos escenarios y otros partidos pequeños como Movimiento Ciudadano o en su momento los partidos más significativos PRI y PAN.

 

 

ANGUSTIA POLÍTICA DEL 2021

 

 

En Sinaloa, la elección del 2021 será una prueba indiscutible para todos los partidos, incluyendo Morena, que hasta el momento a través de Andrés Manuel López Obrador está consolidando el poder político en México, con el apoyo del 85 por ciento de los mexicanos.

En la entidad, el partido mejor ubicado después de Morena, es el PRI porque tiene la gubernatura, la estructura política y la capacidad de maniobra.

En el caso de Morena, todavía conservar el impulso que le otorgó la gran votación que obtuvo en Sinaloa en donde ganó con el doble de lo que tradicionalmente había ganado el PRI, alrededor de 800 mil votos.

Los partidos como el PRI, perdieron el discurso político, las banderas, los miembros y la confianza de los electores sinaloenses. Esto los llevó a una severa crisis porque sus fuerzas caciquiles quedaron heridas de muerte y sin poder.

El reto que enfrentan estos que fueron partidos formales, es muy grande, porque no tienen los suficientes miembros, muchos emigraron a Morena y están sintiendo la realizando en el cumplimiento del presidente López Obrador.

El PAN, es un partido que está siendo muy golpeado porque su fuerza dependía de los empresarios poderosos, que ahora se encuentran envueltos en las complicidades de una “guerra sucia”, que está siendo aniquiladora.

El Partido Sinaloense, el mejor de los partidos locales en el país, está fortaleciendo sus fuerzas, su vinculación con los sinaloenses de todos los municipios y encabezados las banderas que nunca perdieron y su lograron cruzar el proceso electoral salvando la mayoría de sus votos duros.

Y éste partido conservó la fortaleza de su dirigente, Héctor Melesio Cuén Ojeda, que tiene credibilidad y que sabe que la organización es la fuerza para el 2021 para estar en la competencia política.

 

 

BRECHANDO

 

 

…Para el 2021 no vemos a la senadora Imelda Castro y está todavía pequeño el senador Rubén Rocha Moya para garantizar el voto de los sinaloenses. Tiene tiempo para crecer.

…Los priistas el senador Mario Zamora Gastélum y Jesús Valdés, tienen un ancla muy pesada que arrastrar y que cada día le están incrementado el peso negativo.

…Los panistas entrarán a la búsqueda del candidato para el 2021, no tienen otra opción, sólo que sea un candidato ciudadano que preste su `prestigio para competir en la elección.

…A Tatiana Clouthier hay panistas, priistas y perredistas que le tienen miedo, porque consideran que no es previsible en su actuar. El sector empresarial de Sinaloa, la apoyaría en buena parte.

…En esta lista de prioridades para Sinaloa puede estar por sus proyectos el empresario Jesús Vizcarra Calderón. Es un posible candidato que puede facilitar las alianzas de las diversas fuerzas.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar