INVESTIGACIÓN Y CÁRCEL

El robo de gasolina a Pemex, descubierto por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, es una acción ofensiva para los mexicanos porque las pipas eran abastecidas desde las instalaciones de esta empresa para estatal que intentaron quebrar.

De acuerdo a las informaciones oficiales, en todo el país hay robo de gasolina, incluyendo Sinaloa, que ahora sus instalaciones son vigiladas por el ejército y la marina.

El delito cometido resulta increíble, que este robo oficial, haya contado con la anuencia de los entonces presidentes Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto. Es obvio que los directores de Pemex tenían toda la información y actuaron como cómplices.

Las investigaciones las deben llevar el gobierno federal hasta sus últimas consecuencias, la sociedad está reclamando que haya cárcel para los responsables, incluyendo a los ex presidentes.

El robo de gasolina hizo a muchos empleados y funcionarios de Pemex en millonarios, ahora la tarea de las autoridades federales es descubrir y documentar este acto vergonzoso y obligar a los responsables a devolver lo robado.

En forma extraoficial se sabía que el gran problema de corrupción se registraba en Pemex, es cuando “López Obrador decía en campaña que la mafia en el poder era muy superior a la delincuencia en general”.

Mientras el robo de la gasolina en los ductos asciende al 20 por ciento, el robo oficial es del 80 por ciento, con más mil pipas diarias y cuyos recursos habrá que ver qué destino tuvieron y quiénes son los grandes beneficiarios.

Los grandes problemas de la corrupción, promovida por las más altas esferas del gobierno es un acto que no debe volver a repetir. Esto es lo más lamentable.

Los gobiernos panistas, priistas y perredistas creían que nunca se sabría sus maniobras y actos de corrupción; sin embargo, ahora deben estar preocupados, al igual, que grandes empresarios que forman parte de esa gran corrupción desmedida y son los principales opositores al presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

 

LA RESISTENCIA

 

 

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tendrá que jugar vencidas con muchos intereses creados, como en éste momento, lo está haciendo con la delincuencia que roba y comercializa gasolina.

En el país hay una larga lista de organizaciones y grupos que han jugado el papel de “intermediario” entre el gobierno y mexicanos beneficiados, en el campo, en las organizaciones urbanas, en la administración de los recursos, que finalmente no le llegaron y se quedó en dichos intermediarios.

Es la razón, por la cual, algunos de los fondos de apoyo, el presidente López Obrador no quería autorizar para apoyar a los ayuntamientos porque de esos recursos los diputados federales del PAN, PRI y PRD, se quedaban con una gran parte, que denominaron “los moches”.

El otro tema polémico en la seguridad pública, es la creación Guardia Nacional que se formará, organización de seguridad que algunos gobernadores priistas están condicionando apoyarla, siempre y cuando, haya una participación de la sociedad civil.

En realidad, creo que los gobernadores si fueran honestos crearán organizaciones policiacas confiables, eficientes para cuidar a la sociedad, en lugar de cuestionar los intentos de una organización armada nacional para que rescate las plazas y combata a los criminales que en la mayoría de los estados encontraron las condiciones propicias para apoderarse del poder público.

En realidad, vergüenza le debería dar algunos gobernadores priistas, panistas y perredistas estar condicionando la creación de la Guardia Nacional, cuando ellos no tuvieron la capacidad para cumplir lo que constitucional le corresponde.

Es muy lamentable que aún las policías municipales y estatales de todo el país no sean eficientes, no cumplen con su tarea y la sociedad les tiene miedo. La realidad es que no se distingue los límites entre delincuencia y autoridades.

En el país, el gobierno de López Obrador tiene detectado alrededor de 120 lugares donde hay” foco rojo” por los graves problemas de violencia y delincuencia que prevalecen, entre ellos está Culiacán.

A los gobernadores le cuesta trabajo aceptar que el gobierno federal dicte acciones nacionales para proteger a los ciudadanos, la realidad es que algunos gobernadores deben dejar el papel de simuladores y asumir su responsabilidad ante los problemas de violencia e inseguridad que prevalecen.

 

 

BRECHANDO

 

 

…Los diputados de Morena en Sinaloa, saben que, en caso de llevar el asunto del presupuesto de Sinaloa a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se perderá tiempo y se puede volver a empantanar.

…En caso de haber un rompimiento político entre el senador Rubén Rocha Moya y el gobernador Quirino Ordaz Coppel, esto puede replantear el panorama político en el 2021.

…El PRI en estos momentos está jugando con Jesús Valdés para el 2021, pero los de Morena sabe que piedras le colocarán en el camino para evitar su avance.

…Mientras los partidos no se desprendan de sus telarañas políticas y observan con claridad qué desea su mercado electoral, estarán encaminados a sufrir una derrota más en las próximas elecciones.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar