LA GRAN PERDEDORA

BRECHANDO

20-05-2022

Antonio Quevedo Susunaga

En esta elección del próximo 5 de junio del 2022, en seis estados de México, hay que destacar que Morena acude a una fiesta electoral, después de llevar gobernados 18 estados del país, se da el lujo de decir que va por cinco más, cuando menos.

El mismo dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, en una reunión que tuvo con los panistas de Aguascalientes les anticipó que el único estado que podían ganar, siempre y cuando, hicieran las cosas bien sería dicho estado.

En estas elecciones estatales la figura del presidente Andrés Manuel López Obrador, sigue pesando mucho para jalar el voto a favor de los candidatos a gobernador de Morena, lo estamos viendo en todas las entidades, incluyendo Aguascalientes.

De ganar los seis estados en renovación Oaxaca, Quintana Roo, Hidalgo, Durango y Tamaulipas, la oposición quedaría prácticamente enterrada para participar en la elección del 2024 porque sería competir contra un partido Morena que controlaría 23 estados del país.

En el estado de Hidalgo, vemos que Morena propuso a Julio Menchaca, que le lleva una ventaja a la priista Carolina Viggiano, que haga lo que haga no le podrá igualar al de Morena. Esto mismo lo declaro Humberto Moreira, que su cuñada no ganaría y vaticino que el candidato de Morena va a ganar dos a uno.

En Oaxaca y Quintana Roo, no deben olvidar que es territorio de López Obrador, su fuerza esta expresada en dichas entidades y resultará casi imposible ganarle a Morena.

La oposición reconoce que la competencia en dicho lugar es casi imposible, razón por la cual, compite rompiendo la Alianza por México, cada partido va por su lado, lo que puedan ganar será bueno.

En Oaxaca, el gobernador es el priista Alejandro Ismael Murat Hinojosa, que tiene un proceder muy parecido al que tuvo el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, que prácticamente le entregó una elección planchada a Rubén Rocha Moya, que sus votos fueron en contra de los candidatos priistas o en traición al partido, en este caso contra el senador Mario Zamora Gastelum.

En el caso de Quintana Roo, la historia es muy parecida y el PRI esta derrotado de antemano, como bien lo vaticino Marko Cortés.

En Tamaulipas, el proceso que encabeza Américo Villarreal, candidato de Morena, tiene todo el escenario favorable para ganar, empezando porque el gobernador panista es Francisco García Cabeza de Vaca, acusado de “todo”, desaforado, con orden de aprehensión, señalado de tener relación con la mafia, de no poder explicar su riqueza y tener involucrado en los negocios ilícitos hasta el perro.

Y sino no le gana Américo Villarreal al panista César Verástegui, del PAN resultaría increíble.

El otro estado que esta más peleado, pero lleva la ventaja el candidato de Morena, Alma Vitela, ha subido en las encuestas por encima del panista Esteban Villegas, que está siendo investigado y que se le ha complicado la vida.

Es posible que, en dicha entidad, el trabajo del actual gobernador le ayude al candidato de la alianza, pero no puede hacer milagros.

El estado de Aguascalientes, como bien lo vaticino Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, sería el único estado que podrían ganar, siempre y cuando, hagan bien el trabajo proselitista, pero tal parece, que las cosas no le están saliendo bien a la Alianza por México, porque hay pleitos en el seno del estado que puede fracturar la posibilidad de triunfo de Teresa Jiménez, del PAN, que arrastra una imagen de formar parte del grupo de “Los moches”, al parecer se le señala de corrupta.

De empeñarse en el buen desempeño de Morena, es posible que gane todo, que le imponga “zapato” a la Alianza por México, de ser así, dicha oposición quedaría totalmente aniquilada, sin la posibilidad de revertir procesos electorales por mucho tiempo en los estados y en la presidencia de la república.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar