MALA COMUNICACIÓN

En un escueto mensaje del maestro José Antonio Ríos Rojo, secretario general del Congreso del Estado, me comenta lo siguiente:” no hay violación a la Autonomía Universitaria en el actual Gobierno, donde la hubo fue en los gobiernos priistas”.

Y luego puntualiza: “el discurso de Sergio Jacobo falta a la verdad”.

Estos dos aspectos muy importantes, tal vez con mucho fundamento, porque en la columna Brecha, escribí que los universitarios se habían puestos de pie para defender la autonomía universitaria, al advertir que en el Congreso del Estado habían presentado una iniciativa para hacer reformas a la Ley Orgánica.

El sencillo mensaje del maestro Ríos Rojo nos aclaró, nos dice que Morena no tiene la intención de violar la autonomía de la universidad y lo reconfirmar con una foto en donde aparece el rector Juan Eulogio Guerra Liera, la coordinadora del grupo parlamentario de Morena, Graciela Domínguez, el maestro José Antonio Ríos Rojo y los secretarios Manuel Lara Salazar y Jesús Madueña Molina.

Con este sencillo mensaje se evitan malas interpretaciones y se define toda una postura en relación a la UAS. El Consejo Universitario se instaló en sesión permanente ante el riesgo que advertía y porque no tuvo una buena comunicación oportuna con el Congreso y con el Grupo Parlamentario de Morena.

La UAS se preparó para luchar porque el actual gobierno no ha tenido buena comunicación con las universidades, hay una actitud defensiva de las autoridades universitarias, y con razón, porque han tenido amenazas tras amenazas de querer afectar a la institución.

En el caso de la diputada Graciela Domínguez, puede ser buena diputada pero muy mala para comunicar sus mensajes o simplemente no ha entendido que se encuentra en un lugar en donde debe asumir otra actitud de mucha comunicación con las autoridades, con los medios de comunicación, que no los debe menos preciar y con la sociedad. Hay muchas autoridades que se quejan de que no atiende sus llamadas.

Desde el momento que se enteraron que la UAS había convocado al Consejo Universitario para analizar la amenaza, creo que lo prudente de quienes mandan en el Congreso es haberse comunicado con la institución educativa y decirle, eso mismo que tuvieron que ir a comunicarle en persona.

Los diputados locales no se deben olvidar que son nuestros representantes en el Congreso, que no se les olviden, son nuestros empleados. De no haber sostenido comunicación con la UAS, el Congreso sería tomado por los universitarios, que no les quede duda, para defender la autonomía.

 

 

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES

 

 

La presencia del periodista Jorge Ramos, en la Conferencia Mañanera del Presidente Andrés Manuel López Obrador, fue extraordinaria su intervención, porque le dijo al presidente que ofreció resultados en el ámbito de la seguridad pública y no habido, siguen matando mexicanos, en igual manera que lo hicieron en los gobiernos pasados de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña.

El otro tema, es el cuestionamiento que le hizo al presidente de cómo le exige al Periódico Reforma que dé a conocer su fuente, acerca del filtrador de la Carta que le envió al Rey de España, una petición imprudente de López Obrador y contraria a la ética profesional de los periodistas.

Desde mi punto de vista, la filtración de la carta creo que fue desde el gobierno de López Obrador, que no busque culpables en España.

En una solución de sentido común, le dice Jorge Ramos, si usted no publica la carta nos obliga a los periodistas hacer nuestro trabajo y buscar qué dice la Carta. Ese es nuestro trabajo. Pero López Obrador volvió anteponer sus resentimientos políticos contra los dueños ese periódico.

El gobierno de López Obrador debe dejar de culpar a los anteriores, sabemos los mexicanos que ellos dejaron un cochinero, pero ahora queremos que el actual gobierno trabaje rápido para cambiarlo.

Hasta el día de hoy, López Obrador y su equipo se han dedicado a culpar lo que estaba mal de los anteriores, pero no se han dado cuenta que los mexicanos le dieron todo el apoyo porque estaban harto y quieren resultados.

El día de ayer, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y el presidente se dedicaron a defender sus cifras y estadísticas, pero los mexicanos siguen viendo asaltos, robo de vehículos, asesinatos de gente muchas veces inocente, y eso es lo que molesta.

Estoy de acuerdo en otorgarle el beneficio de la duda a López Obrador, a quien siempre he apoyado públicamente, pero no podemos estar eternamente lamentándonos que nos dejaron un mal país, eso ya lo sabíamos.

 

 

BRECHANDO

 

 

…La recomendación es muy sencilla, que los diputados, de cualquier fracción que sea, que hagan su trabajo, que dejen de hacer grilla barata.

…Es claro que los militares y los marinos conocen objetivamente cuál es la situación que impera en el país. Que actúen.

…Es importante destacar que hay muchos culpables en los gobiernos anteriores, pero López Obrador no ha metido a nadie a la cárcel, ni siquiera sabemos si les ha abierto proceso de investigación.

…Es cierto que no queremos otra guerra a lo “pendejo” como la hizo Felipe Calderón, pero si queremos que las actuales autoridades actúen contra quien los rete, como es el caso de Guanajuato.

…Los programas sociales muy bien, pero también queremos sentir que hay resultados.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar