“¿Masculino o Femenino? ¿Conoce o es Sólo Rock Star del Pleistoceno Actual?”

La capacidad y competencia no la da, per se, el género, pero así se avanza. Es lo que dicen

En el 2021, para algunos, la elección más importante es la de gobernadores, para otros, es la que corresponde a los diputados federales, aun cuando habrá elecciones a alcaldes y otros cargos. Todo depende de a quién en el poder y con poder se le pregunte ya que hay prioridades.

Y es evidente que a muchos se les pintará su calaverita por muy diversas razones, sea que sí sabe y por tanto no es payasito de la tele o “influencer” reparte despensas y otras cositas abusando de la condición jodida del elector, y no se diga de aquél que no sabe de nada como es el caso de la gran mayoría pero se dice político aunque ignorante del tema de gobierno y la estructura “geoadministrativa” y, por tanto, competencial del orden de gobierno de que se trate, pero trae padrino pesado y reparte dinero a montones. Sin embargo, sólo uno será el “elegido” aunque ya se haya decidido ex ante, pero, claro, lo importante es competir, aunque sean de la misma cuadra sin importar la parte dogmática, ideológica, pues algo puede pasar en el camino y desbarrancarse el plan A.

Para el año 2021se renovará la totalidad de los diputados federales entendiendo esto como una elección en todos los distritos (300) electorales federales y, para aquellos que tengan la aspiración de reelegirse, deben tomar en cuenta dos elementos: que no se pueden reelegir sin la aprobación del partido lo cual es antinatura de ser votado pues entonces todas las candidaturas son de partido en esa exclusividad de imponer desde los mismos los equilibrios de poder interno y de negociaciones dejando al elector decidir sobre lo decidido ex ante, y las cuotas de género que impone la Ley sin importar si es de nueva elección o de reelección.

En lo anterior, aunado al género con que empiece la lista de representación proporcional por el número de tantos, se dispersa el riesgo y termina siendo igual para todos los partidos sea que vayan en alianza o solos, como será el caso de los institutos políticos de nueva creación.

Pero si observamos el número de gobernadores a votarse las cosas cambian diametralmente pues, siendo sólo 15, y aunque fueran la totalidad de las entidades federativas y la Ciudad de México, la cantidad es reducida. Lo anterior nos lleva a que tendremos 8 de un género y 7 de otro, de los cuales el género femenino tendría 8 y, más complicado aún al atender los criterios que el Instituto Nacional Electoral (INE), pues éste prevé medir las potencialidades de triunfo del género femenino y, entonces, estamos por ver una cruenta guerra mediática por las discusiones en el INE si observamos el proyecto de criterios con los que ese organismo pretende se cumpla y se avance en la “paridad de género”. Así, los tiempos se complican y podríamos ver, inclusive, una batalla legal de los partidos y/o coaliciones, pero, de que serán 8 y 7 no me queda duda alguna.

Y la flor se empieza deshojar cuando vemos que los aspirantes hasta ahora anunciados en el partido Regeneración Nacional son más del género masculino como son los casos de Sonora, Guerrero, Baja California Sur, Zacatecas y Chihuahua que dan, en número 5 entidades federativas restando sólo 2 para el género que nos ocupa tomando en cuenta que, para Querétaro, por aquello del género, se bajó a Santiago Nieto que no por el combate al lavado de dinero.

Así pues, en los estados en que aún no perfila morena, abiertamente, cómo es el caso de los estados referidos, varios del género masculino seguirán comiéndose las uñas con todo y barniz y uno que otro cuerito. Sólo falta que alguien denuncie y reclame derecho de un tercer género.

Sin embargo, será bueno que los que sean “candidatos” perfilados a ganar o con posibilidades de hacerlo, en esta nuestra surrealista democracia, vayan estudiando lo que es el pacto federal y entiendan que no es lo mismo que el pacto fiscal y, a su vez, que sepan que podrán empezar a recibir criticas por lo abusivas que están las leyes de coordinación fiscal en las entidades federativas que le dejan todo, por así decirlo, al gobernador y nada a los ayuntamientos, independientemente de que los tesoreros de los ayuntamientos debieran de saber interpretar las fórmulas de reparto que tienen de lo federal para que dejen de ser ignorantes y los gobernadores ya no se queden, no nada más con todo a la buena, sino que también, basados en la ignorancia de alcaldes y tesoreros, también a la mala, de lo federal y lo estatal.

También, esos aspirantes a reyezuelos o principitos que creen que podrán, desde el trono de la gubernatura, seguir actuando como lo han hecho hasta la fecha muchos de los actuales, tendrán que despertar y pronto, pues un ciudadano más activo podrá catalogar debidamente los actos violatorios a las leyes en las denuncias (penales) y, entonces, ni los salientes ni los entrantes podrán salvar los procesos penales como hasta la fecha lo han salvado los ex colaboradores del muy corrupto sexenio en que Mario López Valdez fue gobernador de Sinaloa (sólo como un ejemplo) acompañado de personajes y su protección como el finado “Chuy Toño” y sus amistades o patrones, o bien, los generales Melo y Cienfuegos, entre otros, pues sólo basta ir al inicio de su primer año de gobernador para entender el por qué el general Melo, entonces jefe de la zona militar, teniendo “blindada” la zona (en su propias palabras) se van los sitiados en una balacera que duro más de dos horas en el fraccionamiento (Los Mochis) de los principales colaboradores de López gobernador, ya no se diga que después de dejar la zona militar se queda, con la anuencia de “Sinfuego”, como el “asesor” responsable en materia de seguridad pública de tan desastrosa administración estatal. Y vaya que se entendieron Cienfuegos (“Sinfuego” como le escribí en aquél 2015 en colaboración periodística publicada en el editorial de periódico Noroeste).

Finalmente, y como lo advertí hace años, la sucesión de Sinaloa pasa por el juicio y sentencia del señor Guzmán y los expedientes que del mismo ahora se derivan (García Luna y Cienfuegos) más los que se sumen, situación que se ha corroborado a partir del “Culiacanazo”, de allí que aquellos con relaciones conocidas deben lograr salvoconducto de ya saben quiénes incluido el gobierno de Estados Unidos de América, así sea que gane el amigo Donald Trump o Biden el empleado de Clinton, Obama.

¡Muchas gracias y sean felices!

cardenasfonseca@hotmail.com

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf

También te puede interesar