NO HAY OPOSICIÓN

BRECHANDO

28-07-2022

Antonio Quevedo Susunaga

En el 2024, el gran problema para la continuidad o Cuarta Transformación para Morena no es la oposición, el conflicto que vivirán será interno, en esa mezcla de intereses de la izquierda, de los priistas y panistas que llegaron al poder invitados o advenedizos.

Y para muestra es suficiente un botón, los aspirantes a la presidencia con mayores posibilidades en Morena es Marcelo Ebrard, un político que viene del priismo, que practicó con Manuel Camacho Solís, que terminaron creando un partido denominado Centro Democrático.

Y Manuel Camacho, viene de ese priismo que construyeron Carlos Salinas, Ernesto Zedillo y Manuel Camacho, de ese punto de partida viene Marcelo.

El gran error de Marcelo Ebrard, que arrancó su proselitismo interno pidiendo “piso parejo”, demanda que el presidente le contestó que “esta es una ofensa para los ciudadanos que van a decidir quién será el próximo candidato de Morena a la presidencia de la república. Y Andrés Manuel López Obrador, aseguró que él no meterá la mano para la designación del candidato”.

Los otros dos aspirantes, que vienen del priismo son el senador Ricardo Monreal y Adán Augusto López Hernández, ambos dejaron el PRI para militar en Morena.

En el caso de Ricardo Monreal, chantajista político, “llorón político”, se quejó que el presidente no lo mencionó como posible aspirante a la candidatura de Morena, que no está considerado y que los gobernadores de Morena no le “tienden la mano” cuando visita los estados.

Adán Augusto, obviamente que goza del afecto del presidente de la república, de la amistad, pero eso en política no es garantía de nada, si quiere ser debe hacer su trabajo, y no esperar el “dedazo” como lo hacían los priistas.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aspirante, que este codo a codo con el presidente López Obrador, que se formó en ese equipo y que sugiere estar tranquilos y esperar la decisión de la encuesta de Morena.

Los aspirantes deben hacer su chamba, no esperar el “dedazo”, deben establecer comunicación con la gente, los mexicanos no le debemos nada a ninguno de los aspirantes.

De alguna manera, históricamente los políticos del centro del país siempre han tenido un desdén para con la prensa de los estados, siempre le han dado preferencia a los periódicos de la capital, que no tienen ninguna penetración en las entidades, antes si tenían presencia.

El menos precio que siempre tuvieron los políticos priistas aspirantes presidenciales con la prensa de “provincia o los estados”, siempre fue ofensiva, como si los periodistas en las entidades seamos menos capaces, eso lo vivimos en las últimas tres décadas ojalá y no se repita. Todo puede suceder.

El otro problema serán los gobernadores de Morena en los estados, seguramente algunos tienen candidato, el asunto es que no metan la mano para favorecerlos.

El otro aspecto es que Morena no tiene dirigencias estatales, en la mayoría de las entidades, y sí las tienen, tal parece, que son cero a la izquierda.

Los aspirantes deben dejar claro ante el INE, de dónde está saliendo el dinero para instalar espectaculares, como de alguna manera están invadidos en algunos estados y en la misma ciudad de México.

El otro aspecto relevante es que el presidente de la república reventó a la oposición, al anticipar la sucesión presidencial del 2024, porque los exhibe de que no tienen candidatos competitivos contra los que él menciona los de Morena.

La oposición sabe que el López Obrador es un político profesional, que sabe hacer políticos, frente a una oposición que no entendió las nuevas formas del juego político en esta sucesión.

De haber una o dos deserciones políticas entre los aspirantes de Morena, puede ser el gran riesgo para ese partido, y el fortalecimiento de la oposición.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar