PROPUESTA A ROCHA

BRECHA

21-02-2022

Antonio Quevedo Susunaga

Con el gobernador Rubén Rocha Moya, siempre he llevado una relación de amistad y de reconocimiento a su quehacer como rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa, que era una de mis fuentes siendo reportero y jefe de información del Periódico Noroeste, en esos momentos que Rocha hizo una limpia de manejos no claros o corruptos en la UAS y hemos estados pendientes en su carrera política.

La trayectoria de Rocha Moya lo dice todo, un sinaloense siempre bien intencionados y con el deseo de hacer en Sinaloa un quehacer diferente a los partidos oficiales e imponer su visión que trae de la izquierda.

En este contexto me atrevo a sugerirle al gobernador Rocha Moya, que le tome la palabra al presidente Andrés Manuel López Obrador, de construir hidroeléctricas en las presas que están en proceso de construcción en el sur de Sinaloa, como son la Santa María y la Picachos, que según cálculos del presidente López Obrador, “estas generadoras de energía limpia pueden alumbrar todo el sur de Sinaloa”.

En realidad, están muy a tiempo de pensar cómo dichas presas pueden instalar, en corto tiempo, hidroeléctricas que serían fundamentales para el bienestar de los sinaloenses.

Es importante que Rocha Moya, lo impulse en estos momentos que hay la buena disposición del presidente de la república, que tiene en su proyecto de hacer las inversiones de energías limpias.

Estos proyectos de generación de energía podrían pensarse para alguna otra presa, de las que tiene Sinaloa.

El generar energía en el sur de Sinaloa, sería un elemento extraordinariamente importante para el beneficio de las familias, pero también sería un gran atractivo para la industria turística que cada día reclama más apoyos, como también a un posible sector industrial que pudiera instalarse en el sur, debido a que contaría con suficiente agua y energía, condiciones indispensables para sustentar el desarrollo agroindustrial.

El avance que muestra la construcción de la presa Santa María, oscila en el 40 por ciento, que ya contempla para la instalación de una hidroeléctrica; sin embargo, que importante que dicha presa fuera concluida y también la parte de generación de energía que reclama Sinaloa.

En una de las mañaneras, el presidente habló de que las autoridades de Estados Unidos estaban interesadas en apoyar en México la producción de energías limpias, esta es una gran oportunidad que pueden aprovecharse.

En Sinaloa hay 10 plantas hidroeléctricas, de las 731que hay en México, que están distribuidas en 16 estados del país, que en su conjunto generan alrededor de 12,303 MW2, que significa el 22.5 por ciento de la capacidad total para el servicio público.

Estas 10 plantas hidroeléctricas y termoeléctricas con una capacidad instalada de 1,800 Mwh, de las que sólo consumen el 50 por ciento.

Es importante destacar, qué Sinaloa tiene el proyecto de realizar dos termoeléctricas una ubicada en Topolobampo y la otra en Mazatlán.

Las seis hidroeléctricas están ubicadas en las presas del Fuerte, Huites, Sanalona, Comedero y Bacurato. Y una central de Turbogas en Culiacán.

En el caso de las presas Picachos y Santa María tendrían múltiples beneficios para la región sur de Sinaloa, enlazados a dos elementos por un lado el abasto del agua para uso doméstico, industrial, agrícola y pesquero, y por otro, la generación de energías limpias.

Es importante destacar que, para dichas obras, el gobierno de Rubén Rocha Moya, tiene que participar en dichas inversiones, razón por la cual, es tiempo de prepararse para estos proyectos que son fundamentales para la entidad.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar