ACEPTAR LOS ERRORES

BRECHANDO

07-04-2022

Antonio Quevedo Susunaga

En México tenemos el antecedente que los presidentes de la república y los gobernadores “nunca se equivocan”, todo lo que han hecho ha sido perfecto, cuando menos nunca hemos escuchado una disculpa, una aclaración que digan “me equivoque”. Esto nos puede llevar afirmar que los presidentes y gobernadores son “perfectos”.

La gran ventaja que tenemos con el presidente Andrés Manuel López Obrador, que sacó la “ropa sucia” para lavarla ante los ojos de los mexicanos.

En la revista Forbes, publicó lo siguiente en su momento: “El expresidente mexicano -Felipe Calderón Hinojosa-se integró como miembro independiente al consejo de administración de la empresa estadounidense Avangrid, filial de la española Iberdrola.

Y luego Forbes continua, “Iberdrola tiene en México importantes inversiones con la Comisión Federal de Electricidad y trabaja en el desarrollo de las energías limpias”, inversiones que hizo en el gobierno de Calderón.

Esta revista le está diciendo en el mismo artículo que la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos establece en su artículo 47 fracción XV que los servidores públicos deben abstenerse de aceptar algún empleo, cargo o comisión un año después de haber dejado el cargo”. De esto se encargó la Suprema Corte de quitarlo recientemente.

Esta decisión cuestionable para el panista, que “entregó la CFE “a Iberdrola y no conforme con esto se incorpora a dicha empresa una vez que terminó su cargo. La pregunta es … ¿ha escuchado usted una disculpa o aclaración del expresidente Felipe Calderón?

El presidente Enrique Peña Nieto, entregó soborno a los panistas para aprobar la Ley Eléctrica. ¿Ha escuchado usted una disculpa, un reconocimiento por esta equivocación que le está costando la estabilidad a la Comisión Federal de Electricidad como empresa mexicana?

El presidente Ernesto Zedillo, convirtió las deudas de los ricos en deuda públicas, que usted y yo estamos pagando. ¿Y acaso a escuchado una disculpa o aceptación del error por parte de Zedillo, que diga el Fobaproa fue un error? Es evidente que esto también es corrupción. Y no se diga malbaratar el ferrocarril para luego irse administrarlo en el extranjero. Esto es no tener vergüenza.

Estos han sido presidentes de la república perfectos, sin errores, sin excesos, respetuosos de la Ley, como la gran mayoría de los gobernadores. ¿Usted cree que debemos aceptarlo?

El cuestionamiento que el presidente le hace a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de permitir que los exservidores públicos se emplean de inmediato, abrió la puerta grande para que muchos funcionarios sin ética hagan negocio con los particulares y luego salgan a continuarlos fuera del gobierno, como lo estamos comprobando.

El otro asunto que debemos reclamar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que no tenga el más elemental sentimiento nacionalista, de defender y proteger lo que es de los mexicanos, como es el caso de la CFE. En esto el presidente tiene razón. Están defendiendo a los privados extranjeros, por encima de los intereses más elementales de millones de mexicanos que no tienen dinero para pagar tarifas de energías altas.

Es evidente que los magistrados demostrarán si están con “México o con las empresas extranjeras”, esto se verá ahora que sometan a la consideración las reformas eléctricas en la Corte. Estaremos viendo quiénes son los auténticos traidores a la patria.

Y en éste mismo tenor, están los legisladores del PRI, PAN y otros partidos que están pensando o procediendo con el “moche”, muy parecido al que les entregó Enrique Peña Nieto. Esto se verá ahora que emitan su voto en la votación por la ley eléctrica. Y También veremos cuántos traidores hay.

Los diputados son “nuestros representantes populares”, los elegimos con nuestros votos, debemos tener conciencia clara a quien le vamos a dar el voto de ahora en adelante.

…MÁS BRECHANDO

…En esta ocasión quiero retomar lo que escribió mi buen amigo Guadalupe Robles, al citar los “siete errores clásicos del político que él observa”: 1.-Creerse todo a la primera; 2.-Creerse rico porque tiene el poder; 3.-Jugar sólo; 4.-Enojarse con todos; 5.- Subestimar a los enemigos; 6.-No anticiparse a los acontecimientos y 7.- Minimizar a sus colaboradores.

…Y yo agregaría olvidar los compromisos.

antonio_brecha@live.com.mx

¡Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todo lo que sucede!

Twitter: @BrechaAntonioQS

Facebook: antonioquevedos

También te puede interesar