Coctel México: Inseguridad, Salud y Migración

Tomé la palabra coctel atendiendo a que se refiere a una mezcla de componentes para señalar lo que se forma en México con los temas de seguridad, salud y migración, mismo que pudiera ser el coctel molotov para la gobernanza y la viabilidad del gasto público.

La actual administración, dejando de lado el costo de la educación y su presión en el gasto de la Federación y entidades federativas, señala que manejará finanzas públicas sanas lo que implica no tener déficit en el año fiscal. Pero no veo cómo lo logrará si la recaudación va a la baja, la competitividad y productividad también, y la eficiencia y eficacia en el gasto no advierten un buen desempeño.

En el tema de la inseguridad pública ya tenemos como una realidad lo que se advertía desde tiempos de Vicente Fox, Calderón y Peña Nieto que manejaron a las fuerzas armadas al margen de la ley y, ahora, con López Obrador, tenemos un incremento en los índices de violencia con su escalamiento en las formas de actuar por parte de la delincuencia, nuestra capacidad de asombro no se agota, pero ya vienen las reformas a leyes secundarias como si eso pudiera salvarnos cuando que los que operarán la llamada “guardia nacional” serán los mismos militares de entonces en el hoy. La historia de Latinoamérica en tanto inseguridad ciudadana y su combate a la misma ha orientado a tomar acciones en las que las fuerzas militares toman más control en su combate, así sea república centralista, federada, con más o menos democracia electoral (sujeta a todo tipo de trampas), de allí que al tomar, las fuerzas armadas , equivocadamente, funciones policiales, la “necesidad” “obliga” a que ahora nos recetan un modelo que sólo hará más grave el problema y tendrá muchos claroscuros para la ejecución del gasto sin que se vea la obligatoriedad de presupuestar en forma multianual la suficiencia de recursos para que se saque a los militares de las calles. En Sinaloa se presentan cifras que muestran una tendencia a la baja en el número de homicidios pero no sabemos si es sólo una estacionalidad o si hubo “pacto” con la federación por partes de los delincuentes, o bien porque no han podido reponer las bajas sufridas o ya hay menos personas a quienes matar.

En el tema de salud, 24 entidades federativas (no incluye a Sinaloa), entran de manera franca y vertiginosa en el tobogán de la falta de médicos y enfermeras con un desabasto de medicamentos que hace prender las alarmas. Los números en obesidad infantil y adulta nos dicen que debiera definirse una alerta y tomar medidas radicales sobre el particular pero no vemos a los empresarios ceder en su afán de incrementar sus utilidades abusando del consumidor, así, al amparo de la Suprema Corte de Justicia, evitan decir la verdad en el etiquetado razón por la que es urgente modificar la ley y no se encuentren silogismos, ambivalencias o cualquier otro resquicio para que de allí se agarren estos empresarios codiciosos debido a intereses de legisladores o ignorancia de los mismos.

Vaya que enfermar al país con obesidad, diabetes, enfermedades crónico-degenerativas, ha sido el gran negocio silencioso de varios funcionarios, empresarios nacionales y extranjeros y no veo medidas emergentes, drásticas, que pongan orden en el tema y detengan el crecimiento del mismo.

Migración es el tema de nuestro vecino del norte y aún no vemos otra cosa que no sean declaraciones huecas sin sustento alguno en el sentido de que queremos poner orden en la aplicación de la ley de la materia. Sólo advertimos absurdos en las declaraciones de funcionarios y, muchas posiciones de algunos, como es el caso de la Secretaria de Gobernación, permiten que otros países del mundo se rían y alarmen de nuestras inconsistencias. Ya dejamos que invadan suelo patrio con plena impunidad, ya dejamos que ataquen instalaciones y se escapen, ya permitimos ayuda a que esta ilegal situación se presente cíclicamente cada dos meses. Ya advierte Estados Unidos pero no llega el Lobo y no tarda en clasificar a grupos mexicanos como terroristas. No creo que pase de un mes cuando nos recete, el vecino del norte, su manotazo en la mesa pues las caravanas siguen como “Pedro por su casa”.

El incremento en la militarización vendrá a restringir nuestras libertades, aumentará las violaciones a derechos humanos y será jauja para el trípode: terrorismo-crimen organizado, drogas y lavado de dinero. Desafortunadamente no veo otra situación. Las experiencias que han vivido países de la región así lo demuestran (América de habla hispana).

Sobre los trabajos de inteligencia que ha venido realizando la fuerza militar en México podemos afirmar que sólo les ha servido para que no los atrapen, aún más, en su involucramiento con actividades ilícitas de los delincuentes, así, ellos, las fuerzas armadas, con sus contadas excepciones, utilizan la información de inteligencia para dirigir el tráfico de los aliados en la renta del delito como lo hace Profeco-Pemex-Onexpo avisando a los que “aportan” la fecha de la inspección y, entonces, sólo entonces, salen litros de a litro.

Si el gobernador de Sinaloa presenta buenas cuentas pues los delitos reflejan tendencia a la baja, el sistema de salud a empujones y alivios extraordinarios se mantiene más o menos bien a pesar de las evidentes carencias, y el tema de indocumentados (ilegales) aún no hace crisis pero está presente en cada crucero de las principales ciudades del estado, lo cierto es que la estructura programática del gasto y la mezcla de recursos, generará una indebida ejecución de los mismos y hay que anticiparse a ello. Mantenerse en la aceptación que hoy mantiene Quirino Ordaz no ha de ser fácil, menos, cuando el sistema penitenciario da avisos de ser la oficina de la delincuencia con cargo a nuestros impuestos.

Es urgente que el gobernador de Sinaloa tenga en su agenda de riesgos las amenazas externas y una debida interpretación del hacer federal y norteamericano para un control de daños. El Lobo (USA) ya puede llegar y dejar de tener de consentidos a los sinaloenses como ha sucedido desde la post guerra con el “inter” de los errores de Genaro Calderón que propició la llegada de Toledo para retomar las riendas y esos acuerdos se han mantenido a la fecha con distinto gerente. Quirino y los sinaloenses no tenemos que pagar los desastres de otros sean juanas o chanas, chuy toños o generales que no han logrado nada en Sinaloa y por eso los promueven.

¡Muchas gracias y sean felices!

cardenasfonseca@hotmail.com

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf

También te puede interesar