El hoy es el mañana ¿Hacia dónde va México?

En la entrega anterior comentamos que escribiría sobre otros grupos o sectores de la sociedad y sus señales a partir del comportamiento, en la rendición de protesta, del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Algunos hablan de que engaña con la verdad, otros argumentan que se contradice, aquellos que no sabe de qué habla, sin embargo, yo creo que Andrés Manuel tiene muy claro que es lo que quiere y ya definió con quienes arranca hacia ese horizonte si bien en los cómo se está atorando y las amenazas externas se presentan en el día a día y, en ocasiones, a diferentes horas en un mismo día.

En los partidos políticos los discursos van y vienen sin sustancia y pareciera que aún no encuentran la brújula ante el mal tiempo ocasionado por un arrollador triunfo del partido político en el poder, pero este partido no alcanza a salir de su asombro de triunfo y empieza a descontar valor al mismo, lo cual hace que los otros partidos sigan tratando de encontrar el mecanismo de participar sin ser atropellados o bien sin mostrarse cortesanos con el poder. Hasta ahorita, el único partido que plantea ser oposición, porque sí, así nomás, es el Partido Acción Nacional y ello muestra en ocasiones demasiada ansiedad, de novilleros, o bien, tropiezos que no alcanzarán a resolver en dos años con miras a la elección del 2021, fecha en la que se estará dirimiendo realmente un proyecto de nación cualquiera que resulte de los avatares internos y lo que nos impongan desde el exterior.

Huelga decir que a los partidos políticos aún les espera un cambio legal en materia electoral que va desde el financiamiento, la revocación de mandato, hasta sus reglas de operación pasando por un Instituto Nacional Electoral que es el “gigante” en el mundo y muy probablemente el más caro (paridad cambiaria).

Por lo que se refiere a los organismos empresariales “cúpula” como se define en las noticias al Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y al sindicato de los empresarios Coparmex, que sólo representan a su “nomenclatura” y no al emprendedor o a los empresarios dueños de empresas tamaño micro y mediana, ni a los prestadores de servicios, vemos con claridad que al reelegir su dirigencia en la Coparmex lo que se espera es un mayor activismo que puede redundar en contradicciones habida cuenta las negociaciones en lo “oscurito” de aquellos grandotes a los que dicen representar y que muchos de ellos son señalados como integrantes de un posible consejo asesor del Presidente López Obrador. Ya vemos como hay silencios que hablan en temas como el NAIM y, por el lado del CCE, el grupo Monterrey lo gana con un ejecutivo y empresario, éste sí, de grandes ligas y no como el saliente Castañón que deja el encargo ya que las relaciones con la madre patria entre Peña Nieto y la misma queda obsoleta, pero habrá que ver si el nuevo dirigente del CCE habla el mismo idioma que el señor Romo (Jefe de la Oficina de la Presidencia) y la Jefa del Servicio de Administración Tributaria que declara que ellos siempre tienen la razón desde el SAT (ambos de Nuevo León) a los que se suma Urzúa de Hacienda. De entrada traen un conflicto con la recaudación ante la nueva zona franca en toda la frontera norte y su colindancia con Estados Unidos pues el impacto directo, a pesar de haber costado la Subsecretaría de Egresos por su erróneo costeo, no atiende el hacia adelante y, ahí sí, habrá que ver cuantos cambian su domicilio fiscal a esa zona y las mil y una forma de meter en un brete al SAT en temas de ISR e IVA y contrabando. Mención aparte y con sumo cuidado merecen las declaraciones de la Jefa del SAT respecto del imperio de la Ley y de que la autoridad tiene la razón y los tribunales se equivocan (ufff).

Adicionalmente los poderosos mercados que son manejados por manos extrañas a nuestra lógica se muestran como son ante la oferta de re compra de bonos del NAIM por lo que el equipo del Presidente ya mejora su rechazada oferta, más cuando Morgan Stanley retiró la calificación de inversión a México lo que significa que el país se abaratará para los grandotes y se encarecerá para los fregados clase medieros y no se diga para los pobres, pero éstos últimos, ven en López Obrador la esperanza de que vía el gasto social mejore su situación pues peor no pueden estar.

Por el lado de las fuerzas armadas fue impactante escuchar los discursos de los secretarios de Marina y Defensa plenos de loas a sus antecesores y más bien pareció que papá dejaba al hijo pródigo en el encargo, aunado a que el Secretario de la Defensa Nacional ya declaró que los uniformados deben estar preparados para, con la capacitación y formación que tienen, atender la seguridad pública y, ello, ante las múltiples quejas de adentro y de fuera del país en contra de eso, sin que a la fecha se vea o conozca un programa integral en las entidades federativas para cumplir con el mandato que tienen en las constituciones locales, pone en alerta a organismos nacionales e internacionales sin olvidar las declaraciones de Cienfuegos en el sentido de que los militares no sirven para la materia pues están formados y capacitados para la fuerza letal. El tema de la “guardia nacional” avanza como avanzó a contra pelo la ley de la Fiscalía de la República con los votos mayoritarios en el Congreso de la Unión, pero el sistema carcelario en manos de militares en retiro sigue siendo el negocio en jauja.

Por el lado de los gobernadores que siguen agrupados en la pandilla denominada CONAGO (contraria a la Constitución, pero qué importa, si así vivimos en el país surrealista) no se advierte que tengan idea de lo que es su función primigenia y se acomodan ante el Tlatoani desvirtuando el pacto federal y llevando al país aceleradamente a una república centralista renunciando a sus potestades y obligaciones pues el gasto es la “lana”, total.

Sin embargo, el Presidente de la República tiene el olfato de la gente de a pie y está resultando más duro para negociar que Donald Trump y trae más confundidos a los políticos, empresarios nacionales y extranjeros, que a aquél que se siente poderoso y millonario en cuerpo de paria y vive de la reminiscencia de cuando era de abolengo

En los días por venir se empezará a ver de mejor manera el panorama y, entonces, habremos de observar, inclusive, a lo que los “morenistas” consideran “colados” porque tienen vasos comunicantes con el pasado priista y se integran, habiendo hecho campaña por otros candidatos a la presidencia, a cargos relevantes de la llamada cuarta trasformación.

Así, el presidente Andrés Manuel mueve sus alfiles, sus torres, caballos y peones en los tres órdenes de gobierno y en los tres poderes de la Unión y entidades federativas, confunde al adversario, lo hace abrir sus cartas y acomoda su juego en el día a día sin dejar de ver el mañana que se ha planteado y, en el camino, las divisiones, los enconos, las frustraciones encuentran eco en las universales individualidades, pero él, el presidente, no puede ni quiere perder de vista a su reina personificada en la elección del 2021.

Ya pronto veremos la propuesta de ingresos y gasto ante el movimiento de los precios del crudo, la paridad cambiaria y sus impactos en el servicio de la deuda, las pensiones y seguridad social, el incremento a las tasas de interés y una que otra situación sin chiste como éstas, pero no hay que preocuparse pues todo pareciera estar en la línea más baja de flotación para encender cualquier chispa que provoque un mal presagio y las corridas financieras se vean opacadas por el desencuentro social. Sobre este último comentario, deseo fervientemente estar equivocado.

Sin ser asiduo a la tauromaquia, realmente deseo que el toro sea indultado y el torero salga en hombros a pesar de las cornadas y las banderillas que se están obsequiando infringiendo cualquier estatuto mientras nosotros queremos un futuro cierto.

¡Muchas gracias y sean felices!

cardenasfonseca@hotmail.com

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf

También te puede interesar