EL OCIO

La definición del diccionario acerca de la palabra “ocio” como “Tiempo libre o descanso de las ocupaciones habituales o actividades a las que se dedican como distracción los momentos de tiempo libre”.

Los millones de mexicanos estamos en un encierro obligado por la guerra que nos trajo el coronavirus en todo el mundo, esto nos mantiene a una gran mayoría en esos momentos, que los filósofos griegos denominaron “ocio o tiempo libre”, son momentos de contemplación o una ocupación reposada, que implica que puede haber un descaso físico no así intelectual.

En aquellos tiempos los griegos destinaban ese ocio o tiempo libre a la reflexión filosófica, la creación artística o literaria.

En algunos casos se llegó a profundizar en forma extraordinaria sobre la “teoría de la clase ociosa”, como lo hizo el sociólogo estadounidense Thorstein Veblen, que lo consideraba como la guía de la búsqueda del conocimiento sin un fin preciso.

En los tiempos de los filósofos griegos Plantón y Aristóteles el ocio fue motivo de grandes discusiones, e incluso, se llegó afirmar que la civilización occidental es hija del ocio, porque no podríamos entender que gran parte del conocimiento griego, como la misma civilización grecorromana, no tiene explicación sin la existencia de esos grandes pensadores denominados libres de aquél entonces, que quedaron al margen de los trabajos exclavizantes para dedicarse a la reflexión y la contemplación.

Es importante destacar que había una clara separación entre las “tareas y ocupaciones desinteresadas”; sin embargo, dichas tareas desinteresadas no estaban exentas de un gran esfuerzo de reflexión, seguramente Platón y Aristóteles después de pasarse todo el día en la discusión llegaban a sus casas cansados por su esfuerzo intelectual.

Es importante destacar que ahora como antes, el ocio no era para estos pensadores perder el tiempo o no hacer nada, era una parte fundamental de sus vidas.

El coronavirus nos obligó a una pausa, en esta “carrera de ratas”, pero debemos entenderla como la gran oportunidad de que tenemos para profundizar en nuestros talentos, en nuestras capacidades o dones artísticos, que nos puede llegar, a como alguien lo ha señalado, el “ocio humanista”.

 

 

EL MIEDO AYUDA A SALVAR VIDAS

 

 

La historia nos describe con objetividad de la forma como los originarios de este territorio inhóspito salvaban su vida, ante el peligro inminente de un león o alguna fiera que le quitaría la vida. A esos originarios el miedo les daba las fuerzas inauditas para correr, para pelear o para subir a un árbol para salvar su vida. En esta ocasión, la recomendación a millones de seres humanos es que se resguarden en sus casas para salvar la vida, ante el peligro inminente.

Es importante que cuando haya pasado el peligro del bicho invisible que nos asecha entonces toda la humanidad podrá repetir la frase que después del 11 de septiembre repitieron en Estados Unidos “no tenemos miedo”.

Después de ese terror que originaron los ataques yihadistas, los habitantes del mundo no tuvieron miedo y volvieron a usar los aviones para acortar las distancias entre continentes y entre diversas civilizaciones. Esto ocurrirá después de que la humanidad se sienta a salvo de la muerte que nos amenaza.

Las relaciones entre las diferentes razas humanas deben estar sustentada en auténtica sensibilidad, después de que haya pasado la emergencia mundial, como también la vida alcanzará un auténtico valor, como el respeto que se merece nuestra naturaleza.

Esta es la más grande lección que recibimos los seres humanos de esta tierra, que se llenaron de soberbia, que se olvidaron de que eran mortales y que su grandeza estaba en la sensibilidad humana que se había perdido en esta vida en la tierra.

Es el miedo de los humanos a morir, al observar que muchos pierden su vida ante el enemigo invisible, que resulta hasta el momento imposible detener con las armas que han sido fabricadas para auto exterminarnos. Estamos demostrando que esas armas no salvan vidas.

 

 

BRECHANDO

 

 

…Y entonces repetiremos con profundo sentir “el tiempo que te quede libre si te es posible dedícalo a mí”.

…Es el momento que nuestros gobernantes presidente de la república, gobernadores, legisladores, alcaldes, demuestren de qué están hechos, los ciudadanos necesitan saberlo.

…Nuestro mejor deseo es que las medidas que están dictando nuestro “ejercito sanitario” está tomando las medidas y estrategias correctas para enfrentar al enemigo y ganar la guerra.

…Y ojalá que no haya gente dañina que dices mentiras, que las difunde para que los mexicanos tengamos miedos o perdamos la vida. El miedo para ellos es una tarjeta bancaria.

…En Sinaloa, tenemos todo para evitar que la pandemia mate a más ciudadanos, cuando en nuestras manos está el proteger a nuestras familias, quedándonos en casa.

…Los gobiernos cualesquiera, que sea su ideología, su compromiso es trabajar hasta el cansancio para cuidar y proteger a los miles de personas que requieren de su apoyo.

…Después de esta emergencia mundial, no tengas dudas, que vendrán tiempos mejores.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar