El Senado y Luis Videgaray

Manuel Cárdenas Fonseca
Senador

Si bien no me gusta el sufrimiento de la fiesta taurina, la esperada comparecencia del Secretario de Relaciones Exteriores, logrό el mejor de los resultados de la suerte en la tauromaquia: Torero en hombros y toro indultado. Ambos lograron salir con vida para mejores empresas, se reconocieron y abonaron a un muy buen resultado, no sin los normales daños propios de la suerte en turno.

El Senado ha transitado en sus temas, particularmente el de esta comparecencia, a tropezones y violaciones del procedimiento legislativo y atropello de los derechos del legislador, acto y actitud recurrente de la actual presidencia del Senado pero eso deberá llevar otro curso en la ley; el Secretario Videgaray ha tenido que llevar a cuestas las tonterías y ausencia del estado de derecho con especial énfasis desde Vicente Fox que empezó la broma y expulsό cientos de miles de mexicanos por año, la “guerra” y sus ilegalidades de Calderόn y su permisibilidad de tener franca la frontera sur para que cualquier delincuente entrara como Pedro por su casa. Así, las frustraciones de unos y otros más los enemigos gratis y las amenazas externas, hacen que ahora Luis Videgaray lidie con los problemas que generaron en otros tiempos y las incompetencias de compañeros de gabinete, sin excluir culpas de actual gobierno y compañeros del gobierno incluyendo legisladores.

  • Fue una larga comparecencia que dejó en claro, ya lo había advertido producto de tiempos y procedimientos de ley en cada caso a partir de la regulación legal de cada tema en la agenda con Estados Unidos (inclusive les dije a los agoreros que administraran su ansiedad) que aún no hay nada claro sobre el rumbo que tomarán las relaciones con los Estados Unidos, en materia comercial, de seguridad, de cooperación entre otros temas y, en el caso migratorio, sólo cabe seguir los caminos de la ley para cada caso en particular y hacer valer casuísticamente el estado de derecho incluyendo el derecho internacional cuando sea el caso.
  • Tal parece que todos los encuentros que han tenido funcionarios de ambos países sólo han constituido fintas y provocaciones para que cuando lleguen los verdaderos tiempos se tenga la mayor información de la contraparte para saber cómo transitar desde la estrategia propia, muy a pesar de los mediáticos de los medios de comunicación que solo buscan estridencia y vedetismo (con una que otra excepción, desafortunadamente) y se llega a tratar como salvadores a quienes nada hicieron y callaron desde la presidencia y la “Cancillería” (así le gusta llamar a la Secretaria  a este ex Secretario de Relaciones Exteriores) cuando Estados Unidos empezó el “muro”. Muy presentes Fox y Castañeda ¿verdad?
  • Tal parece que desde la perspectiva de México se está esperando a que el país vecino fije sus posiciones sobre cada uno de los temas para entonces adoptar las propias. Ahora sí que para qué nos adelantamos si no sabemos qué van a querer y no les vayamos a ceder cosas que ni se les han ocurrido ¿será como se dijo en la comparecencia que la mejor estrategia es no dar a conocer la estrategia?
  • Lo que sí se mostró en esta comparecencia es que todas las esperanzas de la relación con Estados Unidos y del futuro de México están puestas en la llamada comúnmente “cancillería” y sobre todo en su titular, aunque algunos de los temas más relevantes y escabrosos son competencia de otras secretarías a lo que le suman las frustraciones de muchos que no ven que ellos son la causa del nudo a desenredar por Videgaray.
  • Pero es vergonzoso que los mediáticos apenas descubran que van a poner un muro que se empezó a poner hace 20 años y llevan más de 600 kilómetros. Pareciera que las deportaciones serían algo nuevo, cuando en el gobierno de Obama,  se deportaron 2.8 millones de mexicanos.

La comparecencia pasó y pasó bien, lo que da un respiro ante las aclaraciones con su debido sustento. El Secretario Videgaray guste o no dio muestras de diplomacia parlamentaria y conocimiento del tema de las relaciones internacionales y la negociación con clara posición legal del estado/nación y los intereses que representa.

El conocimiento, las habilidades y destrezas de Videgaray quedan fuera de duda y habrá que evitar los misiles de quienes en la envidia y la frustración quieran complicar la encomienda que lleva a cuestas.

Y como no puede faltar ver a un PRI hacia el 2018, ante la posible “negocia” a favor de Josefina en el Estado de México, desde el centro ven adelante a Videgaray y a Narro.

Si el “fraude” del 88 estaba resuelto sería Zedillo, si no Colosio; así, ya hay perfiles para según sea el caso de dos que pudieran darse cuando llegue la hora.

¡Muchas gracias y sean felices!

cardenasfonseca@hotmail.com

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf

También te puede interesar