LA PREOCUPACIÓN AUMENTÓ

El sector empresarial en México entendió que la pandemia del coronavirus no es un asunto que se encuentre bajo las posibilidades de control del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y a través del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, convocó a un acuerdo nacional con organismos, cámaras, asociaciones del sector productivo para unidos con los trabajadores afrontar la crisis.

El golpe que sufrirá el sector productivo es aniquilante, porque habrá alrededor de 800 mil a un millón de desempleados, se generará un decrecimiento entre el 7 y 10 por ciento, cifra que considero conservadora y una inflación que puede llegar al 10 por ciento.

Estos malos pronósticos no se le pueden achacar a la administración del presidente López Obrador, es una pandemia mundial que tiene quebrado a países del primer mundo como Estados Unidos, España, Francia, Italia, entre otros, que aún no han evidenciado su desastre económico.

Es tal la presión, que el presidente de los Estados Unidos Unidos, Donald Trump, perdió los estribos y acusó a la Organización Mundial de la Salud de no haber alertado a tiempo y no haber dirigido bien la crisis en el mundo.

El descuido mundial en los servicios públicos de salud, han agravado más la situación, porque resulta un desastre en aquellos países que no cuentan con servicios de salud pública. La ambición fue tal, que todo lo privatizaron y ahora resulta que la quiebra los obliga responder por millones de ciudadanos que están en riesgo de perder la vida.

La tensión aumentó considerablemente, en la medida que los servicios de salud del mundo colapsan, no tienen posibilidades de atender a los enfermos y el número de muertes sigue en aumento en cada país.

La escasez de los materiales médicos ha originado que Estados Unidos, obligue a los productores al abasto de mascarillas y ventiladores; en Francia han decomisado envíos que estaban dirigidos a otros países.

A nivel mundial, el desastre médico es inmenso, los millones de seres humanos se encuentran encerrados en sus casas ante el miedo y el peligro que genera el coronavirus, esto es superior a una guerra entre países, porque el miedo alcanza a toda la población adulta, jóvenes y niños.

Aquellas ganancias extraordinarias que se tenían, se diluyen en un solo día, los grandes empresarios lo están viendo con claridad, razón por la cual, Carlos Slim y otros están respaldando las medidas del presidente Andrés Manuel López Obrador, no para responder con la solución para reducir los efectos negativos.

 

 

NUEVO MODELO

 

 

Es evidente que el modelo económico neoliberal en el mundo trono, no soportó la crisis que se potencializó con un virus mortal, que obligó a la población a protegerse en sus casas.

Las economías mundiales se han visto afectadas, fundamentalmente de aquellas potencias como Estados Unidos, Inglaterra, Italia, Francia, entre otras que desearían conservar la hegemonía mundial.

Esta pandemia del coronavirus resultó más letal que una guerra, porque su alcance es mundial, no quedó un solo país en la tierra no haya sentido las repercusiones negativas en lo económico o en la salud.

El otro aspecto relevante es que efectivamente no estamos viendo al Banco Mundial, que haya salido a ofrecer sus apoyos solidarios con aquellos países que padecen una severa crisis, está saliendo a ofrecer créditos y ver cómo sigue ganando en esta pandemia, en realidad lo que menos le interesa son los seres humanos.

El modelo económico que tanto alentaron los capitalistas, tuvo su quiebre en esta pandemia, que afecta al mundo, pero también el no tener otros paradigmas que sustituyan el modelo económico que se encuentra agonizante.

En muchas ocasiones se había hablado del cambio de modelo económico; sin embargo, nunca nos imaginamos que en esta ocasión entraría a este reventón, que se inició con una “guerra comercial”, entre Estados Unidos y China, ahora esos niveles quedaron rebasados, pero obviamente, alguien terminará imponiendo un nuevo modelo económico.

 

 

BRECHANDO

 

 

…En Sinaloa, los hospitales no tienen los materiales indispensables para ofrecer una atención, en el hospital General de Culiacán, ni siquiera tienen mascarillas para el personal.

…El gobernador Quirino Ordaz Coppel, tiene en sus manos la oportunidad de atender esta urgencia, que también lo está rebasando y tendrá que invertirle o el costo será mayúsculo.

…El gobierno federal, de Andrés Manuel López Obrador, busca proteger primero a los pobres.

…La decisión de Quirino Ordaz Coppel es aplicar medidas para obligar que nadie deje su casa, que no acudan a las playas y que no compliquen la situación de la pandemia que golpea severamente a Sinaloa, convirtiéndolo en el segundo estado con más casos en el país.

…El otro gran reto será que los gobiernos estatales, federal y municipales atiendan los servicios públicos como agua potable, drenajes y servicio de energía eléctrica.

…Es muy importante que las organizaciones empresariales asuman su responsabilidad, el perder o ganar son los riesgos de los negocios.

antonio_brecha@live.com.mx

También te puede interesar