MEADE CANDIDATO DEL PRI

La definición política del PRI fue adelantada y ahora sólo hace falta institucionalizarla ante los miembros priistas, el ex secretario de hacienda, José Antonio Meade, es el candidato del PRI a la presidencia de la república.

La renuncia del secretario de hacienda dejó claro que el presidente Enrique Peña Nieto decidió su candidatura, que había adelantado Luis Videgaray y que obligaron al secretario Miguel Ángel Osorio Chong, a disciplinarse a decir “no voy” y no renunciar a su cargo.

Era muy claro que Meade se convertiría en el principal contendiente del candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, esto es, el candidato de “los ricos contra el candidato de los pobres”, como lo publiqué en la columna de Brecha.

El nuevo titular de hacienda, José Antonio González Anaya, tomó posesión del nuevo cargo y será el que de inmediato se haga cargo del quehacer hacendario del país.

El candidato del PRI a la presidencia de la república, tiene que enfrentar una fuerte competencia; sin embargo, cuenta con el voto de una de las partes panistas, aunque la parte más dura del discurso de Andrés Manuel López Obrador contra el Fobaproa es el que le pega más duro a Meade.

El candidato del PRI, José Antonio Meade, un candidato de la clase económica, un hombre ligado a la administración pública identificada con el poder económico, de ahí que sea el preferido por los panistas ricos, los banqueros, los identificados con el presidente Enrique Peña Nieto, en fin, se advierte que en el país las cosas tendrán un “matiz diferente”, pero no habrá cambios de raíz.

Es importante destacar que de acuerdo a las encuestas el mejor posesionado era el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; sin embargo, el presidente se definió por aquél que le puede cuidar mejor las espaldas en el factor económico.

La candidatura de Meade comprueba que se construirá una “alianza no escrita” entre el PRI y el PAN para no dejar llegar a López Obrador al poder.

 

 

LA EUFORIA POLÍTICA

 

 

El gran reto para José Antonio Meade, en su calidad de candidato del PRI es ganarle al candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

La competencia para Meade será del Frente Amplio, siempre y cuando decidan, como candidato al dirigente panista, Ricardo Anaya y que éste le haga la competencia al aspirante priista.

De presentarse estas dos posibilidades, entonces veremos a un candidato priista en difícil situación política para ganar la elección del 2018, debido a que Morena con un tercio de la votación puede ganar.

El otro aspecto relevante es que la designación de un candidato de cualquier partido genera celos, hay depresiones políticas y es el caso merecido de Miguel Ángel Osorio Chong, en el sentido de que encabeza las preferencias electorales y se le amarró para que no fuera.

Es indiscutible que el voto popular que enarbola internamente Miguel Ángel Osorio Chong, lo ocupa Meade, porque sin ese apoyo no gana.

La complicación priista aumenta, aunque el PRI le impuso maneas a Ivonne Ortega, ex gobernador de Yucatán, es una mujer que levantó importantes expectativas y dio la pauta para la práctica de una política “más democrática” dentro del PRI y esto puede quitarle votos, en caso de ser Meade.

Y el factor que más puede pegar es el hecho de que Enrique Peña Nieto, llega con pésima imagen, con un gobierno sin legitimidad y convertido en el gran elector del priismo, situación que puede verse en complicaciones.

Los otros factores, el hecho de tener varios gobernadores del PRI en la cárcel por corruptos, en estos momentos se vuelve negativos debido a que también se ven afectados los equipos priistas que operan en los estados.

Y si a esto le agregamos que hay un gran desempleo, una deuda pública la más grande que haya habido en México, un país prendido con alfileres en su ambiente de violencia, inseguridad y narcotráfico.

El otro tema la desigualdad social, la pobreza y las escasas oportunidades para educación, se vuelven demandan sentidas y con repercusiones negativas.

 

 

BRECHANDO

 

 

…Los nuevos “sectores del PRI” destaparon a José Antonio Meade, por un lado, el senador Joel Ayala, Claudio X González y Luis Videgaray. La tecnocracia se prepara para mantener el poder como lo ha hecho desde hace 40 años.

…El ex gobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla, seguramente experimentará sentimientos encontrados que su amigo Miguel Ángel Osorio Chong, no salió como candidato.

…El que debe andar muy pero muy contento es nuestro amigo Alfredo Villegas Arreola, que se encuentra muy cercano a la familia de Meade. Es el más identificado de los sinaloenses. En esta lista se encuentra el empresario de la carne, Jesús Vizcarra Calderón, debido a que muchas de sus visitas eran con Vizcarra y no con Mario López Valdez.

…En la lista de los sinaloenses cercanos a José Antonio Meade esta Mario Zamora Gastélum.

…En la mira de los ex funcionarios de la administración de Mario López Valdez, se encuentra José Luis Montiel, que muchos comprobaron que mandaba en la Secretaría de Obras Públicas, por encima de José Luis Sevilla Suárez.

…Es evidente que le debe molestar al gobernador Quirino Ordaz Coppel, que Gerardo Vargas Landeros, ande en plena campaña rumbo al Senado por el PRI y a la diputación federal.

antonio_brecha.com.mx

También te puede interesar