Temas de Política y Politiquería

El primer tema a tratar es “Los Debates” cuyo desarrollo sigue siendo orientado en la contradicción de la aspiración de una sociedad desarrollada, culta, educada, responsable, pero manejada como si fuera “bananera” de parte de algunos medios de comunicación (destacadamente televisa en el plano nacional o el periódico El Debate [Sinaloa]) pero mayormente destacada por el Instituto Nacional Electoral.

Tan sencillo como que la autoridad definiera la temática e impusiera la metodología, como ejemplo: Tema educación; dos segmentos, el desarrollo del tema y la propuesta de los cómo, con un segundo segmento para la crítica de los debatientes. Educación: diagnóstico (espacios disponibles, presión a la demanda, mecanismos para la cobertura), sistema pedagógico, evolución hacia cuál con qué herramientas y los involucrados en cada tramo de la cadena de valor, alternativas de solución. Así los lacerantes temas de Impunidad, Corrupción, Inseguridad Pública, etc.

Pero no, de victimarios se pasan a ser las víctimas (los medios y sus comunicadores) y sólo ofrecen pleitos de niños en los que los conductores se presentan como los niños propiciadores de la camorra.

Los “organismos intermedios” también se prestan, aunque en menor medida, si bien no representan más que a sus propias cúpulas transitorias con dirigencias Ad Hoc del gobierno en turno.

En el caso de Sinaloa la autoridad está igual que en el orden federal de gobierno y, entonces, comunicadores y medios de comunicación buscan llevar agua a su molino y, ya vimos, en el “debate” celebrado en la ciudad de Guamuchil, sólo candidatos camorreros: Tú no tienes pelo, tú tienes copete, tú eres contratista a través de tu hijo como funcionario de priistas ahora en y con el enemigo de tus jefes (prestado) y, ninguno situándose en el Capítulo II del TÍTULO TERCERO de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, fundamentalmente en la SECCIÓN III (Artículos 73 [de las facultades del Congreso con especial énfasis en el 76 de las facultades exclusivas del Senado]), y en lugar de ello, se dedican al pan y circo, a proponer lo que no les está dado en la ley y pareciera que mejor quieren un cargo de repartidos de despensas y mensajero del regidor, sin dejar de lado las alabanzas a quién no es su patrón, ni su jefe ni su nada (el gobernador) pero pueden estar pensando en la “ayuda side line” que nunca he aceptado como legislador federal ni local, pero que algunos pudieran sí aceptarla en la secrecía mafiosa.

A nadie le importa, en un segundo ejemplo, que no se avance en tener un fiscal de la Nación que corresponda a una verdadera procuración de justicia y, entre panistas, perredistas y priistas, en el Senado, se echan culpas cuando ellos son los tres culpables de que no se avance ya que la reforma constitucional que quita el artículo transitorio que elimina el “pase automático” se aprobó desde la primera quincena de diciembre de 2017 y los Congresos manipulados por los gobernadores la tienen atorada y son gobiernos del PRI, PRD y PAN, a propósito ¿Sinaloa ya aprobó esa reforma o la rechazó, o sigue congelada? Porque si de algo puede presumir Sinaloa es de tener Fiscal Carnal, Magistrado Presidente del Tribunal Carnal y Auditor Carnal. Sólo basta ver sus amarraderas.

En materia de financiamiento da risa ver cómo alguno promete la trasformación, lo mismo desde hace 24 años en Sinaloa pasando por la disque alternancia del hijo pródigo, del campo cuando sus aliados son los principales acopiadores e instaladores del mecanismo que ha lacerado el avance del productor ¿Recuerdan el trípode de los “jesúses”? Y aparte dicen que bajarán las tasas de interés por decreto ¡Vaya tomadura de pelo a los productores!

Se han tardado en pagar al productor, aún bajo su esquema ventajoso y mal orientado, más de cuatro años y lo que se descubre es que los apoyos del PEC van sólo a sus cuates en cuotas de muy diverso tipo, peor o igual, por lo menos, a la Estafa Maestra, pero de ello pueden hablar mucho, sugiero los ex gobernadores Labastida (que terminó sumándoseles), Millán, Aguilar, López y el actual, de origen la misma cuna, con sus hijos predilectos, y sus jefes empresariales (de cualquier giro) sin variar.

En ese circo, el Congreso local y el titular del poder ejecutivo, ante las violaciones evidentes al debido proceso en el tema Estavillo vs. Inzunza, que perversamente “salva” al victimario, los empresarios consentidos prefieren callarse cobardemente (y eso que son los dos pilares de los que se quejan: Procuración e impartición de justicia); el Congreso en la actitud más reprochable que haya visto, comparada como cuando el PRIAN (Cenovio, Rosa Elena y López Brito) votó a favor a un magistrado que propuso Mario López y que se comprobó fehacientemente que presentaba documento falso con contenido falso para cubrir un requisito indispensable y, el titular del Ejecutivo, léase gobernador, no existe en el tema. Uffff.

Así la lista es larga, lastimosa, burda, y la representación de los actores cómica, de allí que es mejor ir al encuentro de la gente por parte de los candidatos a estar perdiendo el tiempo para satisfacer los intere$e$ (es a propósito el uso de $) de quienes arman el teatro para reírse de los mortales no privilegiados de sus hormonas.

Tiempos traen tiempos y los tiempos cambian y, sí, espero que ese grupito que ha penetrado estructuras, siglas partidistas y acomodando a personas manipulables y sin escrúpulos para sus ambiciones lucrando en el lomo del jodido sea por su pobreza o por su falta de cercanía a la hormona en turno que ejerce el cargo, sean corridos de sus pretensiones vía el voto, ya que sólo nos han dejado muerte, desolación, abuso del gasto, enriquecimiento avasallante de sus hijos y consentidos y mucha relación, según el dicho popular, con la delincuencia organizada que va desde la que merca droga, trata de personas hasta el lavado de dinero con cara empresarial.

No desistiré en mi empeño de ver a ese grupito que se ha apoderado de nuestra paz y riqueza fuera del poder y los cargos públicos para que exista el orden y el respeto y todos bajo el imperio de la ley. No venganzas de almohadas como las de ellos, pero sí justicia.

La firmeza de la ley para aquél que bloquea una cochera, pasando por el que lava dinero sin dejar fuera al que desvía el gasto de pensiones ajenas, ahorro individual o simula dejar en libertad al necesitado diciendo que el voto es libre y secreto. Por arriba sonrisa y por abajo la traición, la opresión y la amenaza. Aún hay esperanza.

¡Muchas gracias y sean felices!

cardenasfonseca@hotmail.com

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf

También te puede interesar